beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

Los mejores consejos para combatir el acné desde adentro hacia afuera

Por la Dra. Andrea Colon NMD

En este artículo:


El acné afecta aproximadamente al 9.4 % de la población, convirtiéndolo en la octava afección más frecuente en el mundo.1 Por lo general, el acné comienza en la pubertad cuando las glándulas sebáceas se activan, pero puede aparecer en cualquier etapa de la vida, incluso en la edad adulta. Por lo general, el acné se desarrolla en áreas con mayor cantidad de glándulas sebáceas, lo que incluye al rostro, el pecho, los brazos y la espalda. Múltiples factores contribuyen al desarrollo del acné, entre los que se encuentran la genética, la exposición al medioambiente, la inflamación, la producción de grasa en exceso, los desequilibrios hormonales, las bacterias y el exceso de piel muerta que obstruye los folículos pilosos. El acné puede manifestarse en forma de espinillas o granos, los cuales no son inflamatorios. El acné inflamatorio puede tomar forma de pústulas, pápulas, nódulos y quistes. El acné quístico es la forma más severa de acné, pues genera en la piel quistes y nódulos de mayor tamaño. Este tipo de acné se forma cuando la grasa y las células de piel muerta se acumulan en los poros o en los folículos pilosos y suele ser más doloroso.

El rol de la dieta y la salud de la piel

El antiguo refrán “Eres lo que comes” es especialmente adecuado cuando hablamos acerca del acné y la salud de la piel. Lo que come podría influir en la salud de su piel. Algunos estudios indican que la dieta podría tener un papel en el desarrollo y la prevención del acné. Consumir una dieta rica en frutas, vegetales y alimentos con bajo índice glucémico podría ayudar a promover una piel más saludable.2 El consumo de alimentos con índice glucémico alto podría causar un incremento del azúcar en la sangre. Esta fluctuación del azúcar en sangre podría afectar a las hormonas que fomentan la producción de grasa y promover la inflamación, lo que puede llevar a la producción de acné.3 El centrarse en el consumo de alimentos y suplementos integrales y sin procesar podría ayudar a combatir el acné y a lograr un cutis terso.

‌‌‌‌6 suplementos para el acné

Probióticos

El microbioma de nuestro intestino también podría jugar un papel en la salud de nuestra piel. Los probióticos podrían ser usados para ayudar a mantener las bacterias buenas saludables en nuestro tracto gastrointestinal y podrían ayudar a fomentar un sistema inmunológico saludable.4 Varios estudios indican que los probióticos podrían ser útiles para combatir el acné. Un estudio mostró que las personas con acné tenían menores niveles de lactobacilos y bifidobacterias.5 La piel normal es ligeramente ácida para evitar la formación de bacterias patógenas. Los probióticos también podrían ser útiles para restaurar la piel hasta un pH normal.6

Vitamina A

La vitamina A es una vitamina soluble en grasa que se encuentra presente de forma natural en ciertos alimentos. Las fuentes animales y pescados son las de mayor riqueza en la forma más utilizable. El hígado de res contiene la fuente animal más rica en la forma activa de vitamina A. El aceite de hígado de bacalao también es rico en vitamina A. Los alimentos vegetales contienen carotenoides, los que pueden ser convertidos en vitamina A dentro del cuerpo. Los carotenoides son pigmentos que dan a las frutas y verduras su color amarillo, rojo o naranja, y entre estas se encuentran, la zanahoria, el pimiento rojo y el amarillo, el camote y la patata dulce. Varios estudios indican que la suplementación con dosis más altas de vitamina A podría ser eficaz para el tratamiento del acné.

Vitamina E

La vitamina E es otra vitamina soluble en grasa. La vitamina E puede hallarse en los alimentos como las nueces y semillas además de los vegetales de hojas verdes. La forma más estudiada de la vitamina E es el alfa-tocoferol. La vitamina E es un antioxidante que también podría tener efectos antiinflamatorios. Un estudio indica que las personas con acné también podrían tener niveles bajos tanto de vitamina A como de vitamina E.7 Unos cuantos estudios indican que el consumo de vitamina E podría mejorar los beneficios de la vitamina A y reducir los posibles efectos secundarios, a la vez que combate el acné y otras afecciones de la piel.8

Zinc

El zinc es un oligoelemento esencial que participa en más de 100 procesos corporales, entre los que se encuentran la expresión génica, el fortalecimiento del sistema inmunológico y el metabolismo. El zinc desempeña un importante papel en la curación de heridas y en la salud de la piel. El zinc se halla con mayor abundancia en las carnes, los mariscos, las semillas, y las legumbres. Las investigaciones indican que las personas con acné podrían tener menores niveles de zinc. Un análisis reciente indica que la suplementación oral y tópica con zinc podría tener un efecto positivo sobre el acné al reducir la inflamación y la producción de sebo.9

Aceite de pescado

El omega 6 y el omega 3 son ácidos grasos esenciales. Mantener una proporción saludable entre el omega 6 y el omega 3 es importante para la regulación de los procesos inflamatorios. Dos tipos importantes de omega 3 son el ácido eicosapentaenoico (EPA, por sus siglas en inglés) y el ácido docosahexaenoico (DHA, por sus siglas en inglés). Varios estudios indican que la suplementación con omega 3 podría ayudar a reducir la inflamación y a mejorar las lesiones producidas por el acné.10

Vitamina B6

La vitamina B6, también conocida como piridoxina, es una vitamina hidrosoluble. La vitamina B6 es un cofactor que participa en muchos procesos corporales, entre los que se incluyen el mantenimiento de la salud del sistema inmunológico y del cerebro, el procesamiento de homocisteína y la descomposición de las proteínas, carbohidratos y grasas. La vitamina B6 es importante para la salud de la piel. También podría ser útil para combatir los síntomas comunes asociados con el síndrome premenstrual (PMS, por sus siglas en inglés). Un estudio indica que la B6 podría ayudar a reducir el acné relacionado con el síndrome premenstrual en las mujeres.11

‌‌‌‌Controlando el estrés

Probablemente hay una razón por la que el acné en los adultos se está incrementando: el estrés. El estrés es regulado por nuestras glándulas suprarrenales, las cuales son glándulas diminutas ubicadas arriba de los riñones. Estas liberan cortisol, el cual es nuestra hormona de "lucha o huida". El estrés crónico podría causar una secreción excesiva de cortisol, lo que, indirectamente, podría llevar a fluctuaciones hormonales que fomentan la producción de acné. Un estudio indica que el cortisol puede incrementar la producción de sebo, empeorando el acné.12 

Las hierbas adaptogénicas también podrían servir para regular la respuesta al estrés y controlar el cortisol. Un estudio del año 2014 muestra que la ashwagandha, una hierba ayurvédica, podría ser útil para reducir el estrés general.13 Varios estudios sobre las hierbas adaptogénicas incluyendo al ginseng siberiano , la albahaca sagrada, la escutelaria y la schisandra muestran que también podrían ser efectivas para el control del cortisol y la respuesta al estrés.14

‌‌‌‌Una rutina saludable para el cuidado de la piel

Mantener una rutina saludable para el cuidado de la piel puede ayudar al tratamiento y la prevención del acné. Varios compuestos cosmecéuticos tópicos han sido estudiados debido a sus propiedades para combatir el acné.

Retinol

Elretinol es la forma biológicamente activa de la vitamina A que puede ser usada de forma tópica para combatir el acné y otros problemas de la piel, como las líneas de expresión y las arrugas. El retinol podría ayudar a rejuvenecer la piel al incrementar la proliferación celular, y podría ser útil para combatir el acné y las cicatrices del acné.15 El retinol es habitualmente combinado con otros productos para tener un protocolo antiacné integral.

Ácido salicílico

El ácido salicílico por lo general se encuentra en muchos productos tópicos para el acné, entre los que se encuentran los limpiadores, los tónicos y las lociones. El ácido salicílico es un tipo de beta-hidroxiácido proveniente de la corteza del sauce. Este exfolia la piel muerta a la vez que disuelve el exceso de grasa y los residuos de la superficie de la piel, y además podría reducir el tamaño de los poros. Un estudio indica que el uso tópico de ácido salicílico por 12 semanas podría reducir la aparición de lesiones inflamatorias causadas por el acné.15

Ácido glicólico

El ácido glicólico es un tipo de alfa-hidroxiácido (AHA) que proviene de la caña de azúcar. Es uno de los ácidos más comunes y reconocidos de la industria del cuidado de la piel. Debido a sus partículas diminutas, el ácido glicólico puede ayudar a exfoliar la piel muerta y a reducir la hiperqueratinización de forma más efectiva que otros AHAs.15 Podría ayudar a destapar los poros y a eliminar los brotes de acné.

Azufre 

El azufre es un elemento no metálico que se halla principalmente en el suelo. El azufre se encuentra comúnmente en muchos productos de venta libre. Este puede tener un efecto de secado y podría ayudar a absorber el exceso de grasa en la superficie de la piel. Algunos estudios indican que el azufre también podría tener propiedades antibacterianas, lo que lo convertirían en un elemento efectivo para el tratamiento del acné.16 El azufre a menudo es combinado con otros ingredientes activos incluyendo al ácido salicílico.

Niacinamida

La niacinamida es una forma de vitamina B3, una vitamina hidrosoluble. Se considera que la niacinamida posee propiedades antiinflamatorias y podría evitar la pérdida de agua transepidérmica. Varios estudios indican que la niacinamida podría ser tan efectiva como los tratamientos de primera línea para reducir el acné.17 La niacinamida podría mejorar el aspecto de las lesiones del acné sin la irritación o los efectos secundarios producidos por los tratamientos tópicos para el acné.

Referencias:

  1. Tan, JKL, Bhate, K. A Global Perspective on the Epidemiology of Acne. Br J Dermatol. 2015 Jul;172 Suppl 1:3-12. doi:10.1111/bjd.13462. Accessed 7/5/2020.
  2. Pappas, Apostolos. The relationship of diet and acne. Dermatoendocrinol. 2009 Sep-Oct; 1(5): 262-267. doi:  Accessed 7/2/2020.
  3. UW Integrative Health. Acne and Your Diet: How the Glycemic Index Affects Your Skin. September 11.2005. Accessed 7/2/2020.
  4. Zanteson, L. Gut Health and Immunity- It's all about the good bacteria that can help fight disease. June 2012. . Accessed 6/17/2020.
  5. Yan, Hui-Min, Zhao, Hui-Juan, Guo, Du-Yi, Zhu, Pei-Qiu, Zhang, Chun-Lei, Jiang-Wei. Gut Microbiota Alterations in Moderate to Severe Acne Vulgaris Patients. J Dermatol 2018 Oct;45(10):1166-1171. doi: 10.1111/1346-8138.14586. Epub August 13, 2018.. Accessed 7/5/2020.
  6. Kober, Mary-Margaret, Bowe, Whitney. The effect of probiotics on immune regulation, acne, and photoagingInt J Womens Dermatol. 2015 Jun; 1(2): 85-89. /. Accessed 7/2/2020.
  7. El-Akawi, Z, Abdel-Latif, N, Abdul-Razzak, K. Does the Plasma Level of Vitamins A and E Affect Acne Condition. Clin Exp Dermatol. 2006 May;31(3):430-4. doi: 10.1111/j.1365-2230.2006.02106.x. . Accessed 7/1/2020.
  8. Keen, Mohammad Abid, Hassan, Iffat. Vitamin E in Dermatology. Indian Dermatol Online J. 2016 Jul-Aug; 7(4): 311-315. doi: 10.4103/2229-5178.185494.  Accessed 7/6/2020.
  9. Brandt, Staci. The Clinical Effects of Zinc as a Topical or Oral Agent on the Clinical Response and Pathophysiologic Mechanism of Acne: A Systematic Review of the Literature. . Accessed. 7/6/2020.
  10. Kucharska, Alicja, Szmurlo, Agnieszka, Sinska, Beata. Significance of diet in treated and untreated acne vulgaris. Postepy Dermatol Alergol. 2016 Apr; 33(2): 81-86.  Accessed 7/6/2020.
  11. Fathizadeh, Nahid, MSc, Ebrahimi, Elham, Valiani, Magboube, MSc, Tavakoli, Naser, PhD, Yar, Manizhe Hojat, BS. Evaluating the effect of magnesium and magnesium plus vitamin B6 supplement on the severity of premenstrual syndrome. Iran J Nurs Midwifery Res. 2010 Dec; 15(Suppl1): 401-405.  Accessed 7/6/2020.
  12.  Chen, Ying, Lyga, John. Brain-Skin Connection: Stress, Inflammation and Skin Aging. Inflamm Allergy Drug Targets. 2014 Jun; 13(3): 177-19.  Accessed 7/6/2020.
  13. Pratte, M, Nanavati, K, Young, V, Morley, Can Alternative Treatment for Anxiety: A Systematic Review of Human Trial Results Reported for the Ayurvedic Herb Ashwagandha. J Altern Complement Med. 2014 Dec 1; 20(12):901-908. Accessed 7/1/2020.
  14. Liao, Lian-ying, He, Yi-fan, Meng, Hong, Dong, Yin-mao, Yi, Fan, Xiao, Pei-gen. A preliminary review of studies on adaptogens: comparison of their bioactivity in TCM with that of ginseng-like herbs used worldwide. Chin Med. 2018;13:57. Published online 2018 Nov 16. doi: 10.1186/s13020-018-0214-9. 7/1/2020.
  15. Decker, Ashely, BS, MA, Graber, Emmy, MD. Over-the-counter Acne Treatments. The Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology. 2012 May; 5(5):32-40.  Accessed 7/6/2020.
  16. Gupta, AK, Nicol, K. The use of sulfur in dermatology. J Drugs Dermatol. 2004 Jul-Aug;3(4):427-431.  Accessed 7/6/2020.
  17. Walocko, Frances M, Eber, Ariel E, Keri Jonette E, Al-Harbi, Mana A, Nouri, Keyvan. The Role of Nicotinamide in Acne Treatment. Dermatol Ther 2017 Sep;30(5). doi: 10.1111/dth.12481. Epub February 17, 2017.  Accessed 7/6/2020.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Belleza

4 antioxidantes clave para un microbioma cutáneo fuerte

Belleza

¿Qué son los fitoesteroles? ¡Rellene e hidrate la piel con este ingrediente!

Belleza

Por qué el picnogenol (extracto de corteza de pino) es el próximo súper ingrediente para el cuidado