Su preferencia se ha actualizado para esta sesión. Para cambiar permanentemente los ajustes de su cuenta, vaya a
Recuerde que puede actualizar su país o idioma de preferencia en cualquier momento en
checkoutarrow
AR
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

¿Qué es el ácido ascórbico (vitamina C)? Beneficios, suplementos y más

Por el Dr. Eric Madrid

En este artículo:


‌‌‌‌¿Son la vitamina C y el ácido ascórbico lo mismo?

El ácido ascórbico se conoce más comúnmente como vitamina C. Es una potente vitamina hidrosoluble con diversas funciones esenciales en el cuerpo, que puede obtenerse de ciertos alimentos y consumirse como suplemento dietético. La vitamina C tiene propiedades antioxidantes y es un "cofactor" enzimático para al menos ocho importantes reacciones bioquímicas en el cuerpo humano.

‌‌‌‌¿Por qué suplementar con vitamina C?

En las últimas décadas, la vitamina C ha sido una de las vitaminas más investigadas. Los estudios sugieren que la vitamina C ha demostrado mejorar el sistema inmunológico, la salud de la piel, la salud del corazón y más.

A diferencia de la mayoría de los mamíferos, los humanos no pueden sintetizar la vitamina C a partir de la glucosa, por lo que necesitamos obtenerla a partir de alimentos o suplementos. Los científicos creen que nuestros antepasados humanos sufrieron una mutación genética hace un eon que resultó en la pérdida de nuestra capacidad de producir nuestra propia vitamina C;

Cuando se consume, la vitamina C se absorbe en el intestino delgado, y la concentración en la sangre es controlada por los riñones, que excretarán el exceso de vitamina C, si está presente, en la orina. Dentro del cuerpo humano, la mayor concentración de vitamina C se encuentra en la glándula pituitaria, las glándulas suprarrenales, el cerebro, los leucocitos y los ojos;

¿Dónde obtenemos la vitamina C de forma natural?

Los alimentos ricos en vitamina C incluyen una colorida variedad de frutas y verduras. Los cítricos como la naranja, el pomelo, las fresas, la guayaba y el kiwi contienen altos niveles de vitamina C.

Otras fuentes, entre las que se encuentran las más altas dosis de miligramos por porción, son los pimientos rojos, los pimientos verdes, el brócoli, las coles de Bruselas, los tomates, la col, la coliflor, las patatas y los guisantes verdes. El ácido ascórbico también suele añadirse a los alimentos en pequeñas cantidades para ayudar a prevenir el daño oxidativo.

La mejor manera de asegurar la ingesta adecuada de vitamina C, junto con otras vitaminas y minerales, es llevar una dieta equilibrada con alimentos que representen una gama de colores. Aunque es ideal obtener la mayoría de los nutrientes a través de la dieta, la suplementación de vitamina C puede ser beneficiosa para ayudar a obtener las necesidades generales de vitaminas. En general, las multivitaminas son una gran fuente para agregar a un régimen diario y asegurar la ingesta adecuada de vitaminas y minerales, incluida la vitamina C.

En dosis inferiores a 100 mg, la vitamina C se encuentra en la mayoría de las multivitaminas. Si se desea una dosis más alta, como 500 mg a 1.000 mg, también se puede utilizar un suplemento de vitamina C por separado. Para la mayoría, se aconseja tomar la vitamina C en la dosis aconsejada en la etiqueta;

¿Qué sucede si se tiene una deficiencia de vitamina C?

La deficiencia crónica a largo plazo de vitamina C es la causa de una enfermedad potencialmente mortal conocida como escorbuto. Sin embargo, muchos también tienen signos y síntomas de deficiencia de vitamina C que no llegan a un nivel crítico, sino que simplemente son demasiado bajos para alcanzar una salud óptima.

Los síntomas de la deficiencia de vitamina C incluyen:

  • Aumento de hemorragias y moretones
  • El adelgazamiento de la piel
  • Anemia
  • El sangrado de las encías (gingivitis) y la pérdida de dientes..;
  • Alteraciones del estado de ánimo
  • Dolores articulares
  • Problemas en la curación de las heridas

Entre los factores de riesgo que ponen a las personas en peligro de padecer una deficiencia de vitamina C se incluyen:

  • Una dieta pobre con un consumo bajo de frutas y verduras.
  • Tabaquismo
  • Alcoholismo
  • Problemas de mala absorción
  • Ser mayor de 65 años

Se pueden hacer análisis de sangre para medir los niveles de vitamina C en la sangre, pero estos pueden ser costosos y no se realizan de forma rutinaria. Se pueden realizar análisis de sangre para medir los niveles de vitamina C en la sangre, pero estos pueden ser costosos y no se realizan de forma rutinaria. Lo ideal sería que el médico se basara en los síntomas clínicos del paciente y realizara una buena historia clínica para evaluar el estado de la vitamina C.

‌‌‌‌¿Se puede tomar demasiada vitamina C?

Los síntomas comunes de exceso y niveles de vitamina C están típicamente relacionados con problemas en el tracto gastrointestinal: diarrea, hinchazón abdominal, calambres y náuseas. Algunas investigaciones han descubierto que el consumo elevado de vitamina C puede dar lugar a pruebas de guayacol en las heces con resultados falsos negativos, que pueden utilizarse para detectar trastornos del colon. La mayoría de las personas pueden tolerar de 2000 a 3000 mg por día de vitamina C si la toman por vía oral. Como la vitamina C es soluble en agua, el cuerpo excretará la vitamina C innecesaria a través de la orina;

‌‌‌‌¿Cuánta vitamina C debo tomar diariamente?

Según el Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés, es una organización de salud de los Estados Unidos), la cantidad mínima recomendada de vitamina C depende de la edad y el sexo. Sin embargo, aunque estas pequeñas cantidades son lo que se requiere para prevenir el escorbuto, pueden no ser suficientes para los niveles óptimos de vitamina C en la sangre.

La mayoría de los hombres adultos necesitan al menos 90 mg por día, y una mujer adulta requiere 75 mg por día. En las mujeres embarazadas y los ancianos, el consumo recomendado es de no menos de 120 mg de vitamina C por día;

Para los fumadores de tabaco, las deficiencias de vitamina C pueden ser aún más dramáticas. Se calcula que un cigarrillo oxida entre 30 y 40 mg de ácido ascórbico por cigarrillo. Esto significa que la mayoría de los consumidores de tabaco pueden necesitar más de 1000 mg de ácido ascórbico al día para compensar la diferencia. Los bajos niveles de vitamina C en la sangre y el exceso de oxidación probablemente expliquen por qué los fumadores comúnmente comienzan a perder dientes a los 50 años, tienen la piel más delgada y se les hacen moretones con facilidad en comparación con los no fumadores.

La vitamina C y el resfriado común

Vitamina Cha sido ampliamente estudiada debido a su beneficio como defensa inmunológica, incluyendo la lucha contra las principales infecciones así como el resfriado común. El resfriado común, o una infección de las vías respiratorias superiores, es la infección más común que una persona contraerá en su vida. Se estima que existen más de 200 cepas de virus del resfriado;

Tomar la suplementación con vitamina C en el tratamiento o la prevención del resfriado común ha sido un tema controvertido. Muchas de las investigaciones realizadas han demostrado que, aunque la vitamina C no parece prevenir el resfriado común, en dosis normales, sí disminuye la duración y la gravedad de los síntomas que se manifiestan como la fiebre, los escalofríos, los dolores y las molestias, cuando se toma un suplemento de manera constante. Los estudios han sugerido que la reducción de los síntomas del resfriado fue de un ocho a un nueve por ciento, lo que equivale aproximadamente a la mitad de los síntomas de un día;

Un estudio examinó a 463 estudiantes. La mitad de los participantes recibieron una dosis alta de vitamina C de 1000 mg, tres veces al día con un bolo intravenoso de 1000 mg por hora durante las primeras seis horas administradas antes o después de la aparición de los síntomas del resfriado. Se determinó que este grupo controlado había aliviado y prevenido los síntomas en comparación con el grupo que no recibió altas dosis de vitamina C.

Un estudio realizado en 2014 demostró que la vitamina C podía reducir el riesgo de desarrollar un resfriado y también redujo la duración del mismo en comparación con el placebo (píldoras de azúcar).

La literatura también ha sugerido que la combinación de vitamina C y zinc mostró pruebas más sólidas de alivio de los síntomas. Este estudio en particular fue un ensayo doble ciego, aleatorio y controlado por placebo en el que los participantes recibieron 1000 mg de vitamina C y 10 mg de zinc. Los resultados mostraron que la suplementación en ambos casos redujo la duración de los síntomas en un tratamiento de cinco días;

Un estudio publicado en julio de 2020 se interesó por el papel que desempeña la vitamina C en las infecciones respiratorias agudas. Los resultados, similares a los del resfriado común, demostraron que la ingesta oral de vitamina C al comienzo de los síntomas ayudaba a reducir la duración de éstos, pero no en la prevención o el tratamiento de la infección&;

La vitamina C y la sepsis

La sepsis es una infección bacteriana de la sangre que pone en peligro la vida y que mata anualmente a millones de personas en todo el mundo. Existen estudios recientes que investigan la vitamina C como posible tratamiento para la sepsis, basándose en sus propiedades antiinflamatorias y en su capacidad antioxidante potencial.

Un estudio realizado en 2018 mostró pruebas de que la administración de vitamina C, además de la terapia estándar de la sepsis, mejoraba los resultados de los pacientes. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para llegar a una conclusión definitiva sobre los beneficios exactos de la vitamina C en relación con la sepsis. He visto hospitales en los Estados Unidos que añaden vitamina C intravenosa a sus protocolos de tratamiento hospitalario;

‌‌‌‌ La vitamina C y la salud del corazón

La vitamina Cse ha estudiado por su función antioxidante en las enfermedades cardiovasculares. Las arterias obstruidas también se conocen como arteriosclerosis, una condición en la que el flujo sanguíneo se ve afectado. Un estudio realizado en 2017 en el Journal of Nutritional Biochemistry demostró que los escaramujos, que son ricos en vitamina C, contribuyeron a prevenir la aterosclerosis, un indicador temprano de enfermedades cardíacas

La fibrilación aurícular es una condición cardíaca que se diagnostica cuando el corazón tiene un latido irregular. El riesgo de esta condición aumenta a medida que uno envejece y también puede ocurrir después de que una persona se somete a una cirugía cardíaca. Un estudio realizado en 2018 en Nutrients mostró que los pacientes a los que se les administró vitamina C después de una cirugía cardíaca tenían menos probabilidades de desarrollar fibrilación auricular en comparación con aquellos a los que no se les administró vitamina C.

‌‌‌‌Vitamina C y la salud de la piel

La vitamina C es muy conocida por sus beneficios antioxidantes para la salud de la piel cuando se usa de forma tópica. La piel es una barrera que contiene naturalmente vitamina C para protegernos de los daños ambientales causados por los rayos UVA/UVB, y también estimula el colágeno la síntesis. A medida que envejecemos, la vitamina C disminuye, por lo que vemos una pérdida de colágeno y fibras elásticas en las capas dérmicas. Eventualmente, esa degradación y pérdida de elasticidad causa el resecamiento de la piel y la formación de arrugas.

Se cree que al complementar la vitamina C con sueros de vitamina C tópicos e incluso con suplementos orales, se pueden frenar las muchas consecuencias que surgen de los bajos niveles de vitamina C en la piel que se producen con el envejecimiento;

Un estudio de investigación realizado en 2017 señaló que, además de sus propiedades antienvejecimiento, el papel más beneficioso que desempeña la vitamina C para la piel es su efecto cicatrizante. Explica sus propiedades antiinflamatorias y el aumento de la producción de colágeno, lo que a su vez acelera la curación. Además, el estudio determinó que al suplementar con vitaminas orales C y E, mejoró la tasa de curación en los niños con quemaduras extensas. El estudio también sugirió que la aplicación tópica de vitamina C en un gel de silicona había mostrado una reducción significativa en la formación de cicatrices;

Si bien las formas tópicas de vitamina C han demostrado ser prometedoras, la nutrición es vital para la salud de nuestra piel, por lo que es importante consumir vitaminas esenciales en la dieta. No cabe duda de que la vitamina C es una vitamina esencial con múltiples beneficios para la salud, y todos debemos asegurar una ingesta adecuada.

‌‌‌‌Viamina C y cálculos renales

Hay informes contradictorios cuando se trata de la vitamina C y cálculos renales. La vitamina C se metaboliza en oxalato, que se cree que aumenta el riesgo de formación de cálculos renales.

Sin embargo, en un estudio realizado en 1999 en el que se estudiaron prospectivamente 85,557 sujetos se llegó a la conclusión de que "parece injustificada la restricción rutinaria de la vitamina C para prevenir la formación de cálculos" .

Un estudio realizado en 2016 en la revista American Journal of Kidney Disease ofreció cierta claridad al respecto, ya que en él se determinó que la suplementación con vitamina C se asociaba a un riesgo significativamente mayor de padecer cálculos renales únicamente en los hombres, mientras que no se registró ningún aumento entre las mujeres. Una recomendación prudente puede ser mantener la vitamina C a menos de 1000 mg por día si se corre el riesgo de padecer cálculos renales.

‌‌‌‌Conclusiones clave

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es una importante vitamina soluble en agua que tiene muchos beneficios para la salud. Los que tienen enfermedades crónicas y malos hábitos de salud poseen niveles más bajos. Consumir una dieta rica en alimentos nutritivos es crucial. Para aquellos que necesitan más vitamina C, puede consumirse en a multivitaminas, polvo de vitamina C, suplementos de vitamina C, o formulaciones de gomitas de vitamina C.

Referencias:

  1. Schorah CJ. The transport of vitamin C and effects of disease. Proc Nutr Soc. 1992 Aug;51(2):189-98. doi: 10.1079/pns19920029. PMID: 1438327
  2. Jaffe RM, Kasten B, Young DS, MacLowry JD. False-negative stool occult blood tests causedn by ingestion of ascorbic acid (vitamin C). Ann Intern Med. 1975 Dec;83(6):824-6. doi:10.7326/0003-4819-83-6-824. PMID: 1200528.
  3. Douglas RM, Chalker EB, Treacy B. Vitamin C for preventing and treating the common cold.Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2):CD000980. doi: 10.1002/14651858.CD000980. Update in: Cochrane Database Syst Rev. 2004;(4):CD000980. PMID: 10796569.
  4. Hemilä H, Chalker E. Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database Syst Rev. 2013 Jan 31;(1):CD000980. doi: 10.1002/14651858.CD000980.pub4. PMID:23440782.
  5. Gorton HC, Jarvis K. The effectiveness of vitamin C in preventing and relieving the symptoms of virus-induced respiratory infections. J Manipulative Physiol Ther. 1999 Oct;22(8):530-3. doi:10.1016/s0161-4754(99)70005-9. PMID: 10543583.
  6. Johnston CS, Barkyoumb GM, Schumacher SS. Vitamin C Supplementation Slightly Improves Physical Activity Levels and Reduces Cold Incidence in Men with Marginal Vitamin C Status: A Randomized Controlled Trial. Nutrients. 2014;6(7):2572-2583. doi:10.3390/nu6072572.
  7. Maggini S, Beveridge S, Suter M. A combination of high-dose vitamin C plus zinc for the common cold. J Int Med Res. 2012;40(1):28-42. doi:10.1177/147323001204000104. PMID:22429343.
  8. Schloss J, Lauche R, Harnett J, Hannan N, Brown D, Greenfield T, Steel A. Efficacy and safety of vitamin C in the management of acute respiratory infection and disease: A rapid review. Adv Integr Med. 2020 Jul 31. doi:10.1016/j.aimed.2020.07.008. Epub ahead of print. PMID:32837893; PMCID: PMC7393036.
  9. Teng J, Pourmand A, Mazer-Amirshahi M. Vitamin C: The next step in sepsis management? J Crit Care. 2018 Feb;43:230-234. doi: 10.1016/j.jcrc.2017.09.031. Epub 2017 Sep 18. PMID:28934705.
  10. J Nutr Biochem. 2017 Jun;44:52-59. doi: 10.1016/j.jnutbio.2017.02.017. Epub 2017 Mar 21.
  11. Hill A, Clasen KC, Wendt S, Majoros ÁG, Stoppe C, Adhikari NKJ, Heyland DK, Benstoem C. Effects of Vitamin C on Organ Function in Cardiac Surgery Patients: A Systematic Review and Meta-Analysis. Nutrients. 2019 Sep 4;11(9):2103. doi: 10.3390/nu11092103. PMID:31487905; PMCID: PMC6769534.
  12. Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients. 2017 Aug 12;9(8):866. doi: 10.3390/nu9080866. PMID: 28805671; PMCID: PMC5579659.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

5 maneras naturales de mejorar su estado de ánimo

Bienestar

Para el Día de la Madre, 7 ideas caseras y naturales para regalar en 2021

Bienestar

¿Las vitaminas liposomales pueden ofrecer más beneficios para la salud?