Su preferencia se ha actualizado para esta sesión. Para cambiar permanentemente los ajustes de su cuenta, vaya a
Recuerde que puede actualizar su país o idioma de preferencia en cualquier momento en
checkoutarrow
AR
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

10 maneras de incrementar la potencial cerebral y mejorar la memoria mediante el "biohacking"

Por el Dr. Eric Madrid

En este artículo:


‌‌‌‌¿Qué es el biohacking? 

En los últimos años, el concepto de "hackear" la fisiología humana, de forma similar a como un experto en informática podría intentar hackear un software de computadora, ha ganado popularidad. La meta del biohacking es ejercer un cambio positivo, incrementando la potencia cerebral a la vez que mejoramos la calidad de nuestras vidas. Sin embargo, ¿realmente el cuerpo humano y el cerebro pueden ser hackeados y podemos mejorar nuestra biología y fisiología simplemente con cambios en la alimentación y el estilo de vida? 

Dave Asprey, emprendedor y autoproclamado biohacker define el biohacking como “el arte y la ciencia de cambiar su entorno y su interior para que tenga control total de su biología”. El biohacking es un experimento científico de tipo "hágalo usted mismo" que cualquier persona que esté interesada puede realizar.

El hackeo del cuerpo y el cerebro comienza usando una o una combinación de estrategias. 

‌‌‌‌5 trucos (hacks) para la salud cerebral y la memoria

1. Ayuno

Desde la época antigua, nuestros ancestros ayunaban de forma sistemática, absteniéndose de ingerir alimentos y algunas veces ciertas bebidas por períodos prolongados. Hipócrates y Platón incluso analizaron el ayuno en antiguos escritos griegos. Se podría aducir que Hipócrates fue el primer biohacker oficial. Varios siglos después en los años 1500, Paracelso, un médico sueco, alquimista, astrólogo y biohacker afirmó que "el ayuno es el mejor remedo; el médico en nuestro interior”.

La mayoría de personas que ayuna lo hace de forma intencional, pero algunas veces no. Cuando la persona está enferma, por ejemplo, el cuerpo podría "forzar" un ayuno. Piense en la última vez que estuvo enfermo. ¿Comió? Lo más probable es que haya tenido poco o nada de apetito. La pérdida del apetito durante una enfermedad o lesión es el intento del cuerpo de restablecer el balance a fin de ayudar a recuperar la salud mientras los agentes patógenos presentes son literalmente matados de hambre y los mecanismos de reparación del cuerpo trabajan a toda máquina. El cuerpo literalmente se está hackeando a sí mismo en un intento por crear resiliencia. 

Algunas veces el ayuno era elegido por nuestros ancestros debido a motivos espirituales, quizá en un intento de "purificar el alma" o de alcanzar un estado natural o de autoconciencia más alto. Sin embargo, debido al entorno, los humanos se encontraban ya sea en una situación de festín o de hambruna. Cuando la comida era abundante, nos dábamos un banquete y cuando la comida era escasa, ayunábamos. Hoy, sin embargo, muchas personas alrededor del mundo siempre están dándose banquetes.

La especie humana no hubiera sobrevivido si el ayuno fuera peligroso y potencialmente mortal. Hace poco, la ciencia nos ha mostrado que el ayuno de hecho sí tiene beneficios para la mente y el cuerpo. Todos hemos experimentado cómo el comer en exceso puede tener un efecto de embotamiento sobre la mente. 

Además, los estudios realizados en animales en las últimas décadas han mostrado que la restricción de calorías, que ocurre durante los períodos de ayuno, puede ayudar a perder peso y prolongar el ciclo de vida. De acuerdo con las investigaciones, esto sucede debido a la activación de los genes SIRT1 y SIRT2, que producen proteínas que retrasan el proceso de envejecimiento. En otras palabras, implementar la práctica de ayunar de hecho podría ayudarle a vivir por más tiempo y alcanzar un mejor estado de salud. 

Se ha demostrado que el ayuno:

  • Fortalece el sistema inmunitario para prevenir las infecciones.
  • Incrementa la longevidad y el ciclo de vida.
  • Promueve la claridad de pensamiento.
  • Reduce la producción de insulina.
  • Incrementa los niveles de energía.
  • Reduce la depresión y los síntomas de ansiedad

2. Ejercicio

Realizar al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana no solo es bueno para el corazón y el bienestar vascular, sino que además es excelente para el cerebro, la memoria y para la prevención de enfermedades cerebrales. El ejercicio es uno de los mejores y menos costosos hacks que puede ser realizado por todos. 

De acuerdo con los científicos deportivos, realmente hay cuatro tipos distintos de ejercicio. Estos incluyen: 

  • Resistencia (caminar, trotar, hacer senderismo, correr).
  • Fuerza (levantamiento de pesas, bandas de resistencia, subir escaleras).
  • Balance (yoga, sentadillas a una pierna, planchas, etc.).
  • Flexibilidad (zancadas estáticas, estiramiento de los músculos isquiotibiales, etc.).

Los estudios han mostrado que el ejercicio incrementa una importante proteína en el cerebro llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (FNDC) o abrineurina. Esta proteína fue aislada por primera vez en el cerebro de los cerdos en el año 1982. El FNDC ayuda a la formación de la nueva memoria y es importante en el mantenimiento de la memoria a largo plazo. 

Un estudio del año 2010 llegó a la conclusión de que “el entrenamiento con ejercicios aeróbicos está asociado con modestas mejoras en la atención y la velocidad de procesamiento, la función ejecutiva y la memoria…” La proteína FNDC desempeña un papel 

Un estudio posterior del año 2016 también mostró que el ejercicio no solo ayuda con la función cognitiva, sino que además puede ayudar a prevenir las enfermedades neurológicas como el Alzheimer y el Parkinson. También se sabe muy bien que el ejercicio ayuda a aquellas personas con depresión. Es recomendable que comience con una actividad tan simple como una caminata diaria. Las personas que están con buen estado de salud también deberían considerar otras formas de ejercicio. Aquellas que padezcan cardiopatías deberían consultar con su médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios.

3. Dieta baja en carbohidratos

Una dieta baja en carbohidratos, como la dieta cetogénica o la dieta paleo, podría ayudar a optimizar la salud cerebral. Habitualmente, los biohackers usan esta estrategia. Piense acerca de la última vez que consumió una comida con gran contenido de carbohidratos como arroz, pasta o pan. Lo más probable es que se haya sentido increíble durante la comida y poco tiempo después. Sin embargo, de 30 minutos a unas pocas horas después, es posible que usted se haya sentido fatigado o incluso con dificultades para pensar. Esto se debe a que estos tipos de carbohidratos, también conocidos como carbohidratos simples, se descomponen en azúcar. Entonces, el cuerpo necesita secretar insulina para ayudar a procesar la carga de azúcar (glucosa) a la que se ha visto expuesto. Si no se quema el azúcar, eventualmente el cuerpo lo almacenará como grasa.

Cuando se consume una dieta baja en azúcar y carbohidratos, es más fácil producir cetonas. Las cetonas son la fuente alternativa de combustible que se producen a partir de la grasa corporal y que son usadas por el cerebro cuando el azúcar no está presente. 

Por ejemplo, un estudio del año 2004 mostró que todas aquellas personas con pérdida de memoria obtuvieron mejores puntajes cuando sus cerebros usaron cetonas y aceite de MCT para la energía. Además, su capacidad de traer a la memoria fue considerablemente mejor en comparación con aquellos a los que se les administró un placebo. 

Un estudio del año 2019 mostró que una “fórmula cetogénica baja en carbohidratos era recomendable debido a sus efectos positivos sobre la memoria verbal y la velocidad de procesamiento en pacientes con enfermedad de Alzheimer".

Yo recomiendo con regularidad dietas bajas en carbohidratos a mis pacientes. Dependiendo del paciente, podría recomendar una dieta paleo o cetogénica. A lo largo de los años, he visto grandes resultados. Además de la pérdida de peso, he visto pacientes que lograr revertir su presión arterial alta, diabetes y colesterol alto. En última instancia, estos pacientes se han sentido mejor y han mejorado su bienestar mental y nivel general de energía.

4. Reducir la inflamación

La inflamación crónica es enemiga de un cerebro y cuerpo saludables. A lo largo de la última década, los investigadores han aprendido la importancia de la inflamación crónica y su capacidad de contribuir a los ataques cardiacos, derrames cerebrales, artritis e incluso demencia y otras formas de pérdida de memoria. La inflamación aguda, que ocurre luego de una lesión, es útil en el proceso de restauración; sin embargo, cuando la inflamación ocurre continuamente, esta es perjudicial. 

Si la inflamación es el problema, entonces encontrar maneras de evitar o reducir la inflamación es fundamental para que pueda alcanzar su versión más saludable. La dieta puede desempeñar un papel muy importante en la inflamación; entre los alimentos que promueven la inflamación del cuerpo están: los alimentos azucarados, los alimentos procesados, los alimentos fritos, los carbohidratos refinados y las grasas trans.

Afortunadamente, también existen muchos alimentos antiinflamatorios que pueden fomentar la salud:

5. Menor nivel de homocisteína

La homocisteína es un aminoácido que puede estar en niveles elevados en la sangre por diversos motivos. Las causas incluyen una mutación genética del gen MTHFR, así como también deficiencias de vitamina B6vitamina B12ácido fólico/folato. El consumo de tabaco y la ingesta regular de alcohol al parecer también incrementan el riesgo de presentar niveles elevados al igual que padecer una enfermedad renal crónica. La evidencia científica es bastante sólida para indicar que cuando los niveles elevados de homocisteína en sangre son elevados, existe un mayor riesgo de sufrir derrames cerebrales, ataques cardíacos y trastornos cognitivos. Esto probablemente ocurre debido a la producción de citoquinas que incrementan la inflamación, incluyendo a la IL-1β, IL-6, y TNF-α, de acuerdo con un estudio del año 2018.

Alcanzar niveles óptimos de homocisteína en la sangre podría ser una gran manera de evitar que se produzca la enfermedad crónica. Un estudio del año 2010 evaluó a 168 pacientes. A 85 se les administró vitamina B6, vitamina B12 y ácido fólico y a 83 se les administró un placebo. Los científicos notaron que aquellos que tomaron vitaminas tuvieron un deterioro cerebral 53 por ciento menor que aquellos que tomaron el placebo.

Un estudio del año 2018 también mostró que aquellos con una baja ingesta de folato, vitamina B6 y vitamina B12 presentaron degeneración del cerebro, disfunción vascular y pérdida de memoria. Las vitaminas B pueden encontrarse en una fórmula compleja o de manera individual como vitamina B6, vitamina B12 y ácido fólico. 

‌‌‌‌5 suplementos para reforzar la salud cerebral y la memoria

Cúrcuma

En la cultura hindú, los practicantes de la medicina ayurvédica han recomendado el uso de cúrcuma por generaciones. La medicina tradicional china también usa cúrcuma o Jiang Huang por su efecto percibido de poder mover el "qi" o energía vital de una persona. Asimismo, las personas creen que la cúrcuma mejora el flujo sanguíneo y alivia el dolor abdominal. El ingrediente activo en la cúrcuma es la curcumina, la cual tiene propiedades antiinflamatorias.

Cuando se trata de hackear el cerebro, el Dr. Dale Bredersen, autor del libro publicado en el año 2017 "The End of Alzheimer’s" (El fin del Alzheimer), considera a la cúrcuma como un importante factor para mejorar los síntomas de demencia y del Alzheimer. Sin embargo, no hay necesidad de esperar hasta que los síntomas de demencia aparezcan. 

Un estudio científico mostró que la cúrcuma podría desempeñar un papel en la reducción de la acumulación de las placas de amiloide en el cerebro, lo que comienza de 15 a 20 años antes de que aparezcan los síntomas de pérdida de memoria. Se cree que la acumulación de este material en el cerebro es la causa definitiva de la enfermedad de Alzheimer. 

Un estudio del año 2017 publicado en la revista Journal of Alzheimer’s Disease concluyó que la cúrcuma también podría desempeñar un papel importante en la prevención de la pérdida de memoria. Hay mucha expectativa en torno al posible rol de la cúrcuma en la prevención de los trastornos cognitivos leves. Esta debería ser considerada como un suplemento esencial para los biohackers que deseen optimizar su memoria y a la vez prevenir su deterioro en el futuro. Advertencia: la cúrcuma podría incrementar el riesgo de sangrado para aquellas personas que toman anticoagulantes. Consulte con su médico antes de tomarla.

Muchas personas consumen cúrcuma bebiéndola en forma de té, usándola como polvo para algunas afecciones de la piel, y también ingiriéndola en forma de cápsula. Los suplementos de cúrcuma o curcumina a menudo son tomados en dosis diarias de 500 mg o de 500 mg hasta tres veces por día.

Bacopa Monnieri

Tradicionalmente usada en la medicina ayurvédica por sus beneficios para mejorar la memoria, la bacopa monnieri se ha vuelto más común fuera de India a lo largo de la última década, gracias a los estudios que muestran su eficacia. La bacopa también es considerada un nootrópico, que inhibe la liberación de citoquinas inflamatorias en el cerebro, especialmente la IL-6 y la TNF-alfa. En otras palabras, la bacopa puede ayudar a reducir la inflamación en el cerebro y puede mejorar la claridad mental.

Un ensayo de tipo doble ciego y controlado por placebo realizado en el año 2001 mostró que la bacopa mejoró la velocidad de información visual y también mejoró la tasa de aprendizaje y la memoria en comparación con un placebo. El beneficio máximo se observó luego de 12 semanas, por lo que se necesita paciencia.

Asimismo, un estudio del año 2012 publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine concluyó: “…que la bacopa monnieri puede mejorar la atención, el procesamiento cognitivo y la memoria de trabajo…” 

Por último, un metanálisis del año 2014 (un estudio que examina varias investigaciones combinadas) concluyó que “la bacopa monnieri tiene el potencial de mejorar las facultades cognitivas, especialmente la velocidad de atención". En otras palabras, mejoró la memoria y la velocidad cerebral.

Dosis sugerida: según lo indicado en la etiqueta.

Forskolina

La forskolina es una hierba usada en la medicina ayurvédica. Este extracto herbal, tradicionalmente cultivado en Tailandia, Nepal e India, proviene de la planta coleus forskohlii, que pertenece a la familia de las mentas. La forskolina incrementa los niveles de lo que los científicos llaman AMP cíclico (cAMP) en el cuerpo, una importante sustancia química que ayuda a las células a comunicarse y enviar mensajes entre ellas. 

Un estudio del año 2013 demostró que la forskolina incrementaba ciertas proteínas en el cerebro que ayudan a promover la regeneración de las neuronas y mejorar la memoria. 

Un estudio del año 2017 publicado en Neural Regeneration Research demostró que la forskolina podía ayudar a proteger al cerebro de la degeneración neurológica y de las toxinas del medioambiente. Por último, otro estudio del año 2017 realizado en ratones, demostró que la forskolina podía ser útil para prevenir la pérdida de memoria.

 Dosis sugerida: según lo indicado en la etiqueta.

Ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega 3 también son conocidos como PUFA o ácidos grasos poliinsaturados. Estos son un importante componente de la salud humana y poseen numerosos beneficios, incluyendo la mejora del funcionamiento del cerebro, el corazón, el intestino y más. Las resolvinas (metabolitos de omega 3) son una sustancia que ayuda a reducir la inflamación, de acuerdo con los estudios realizados

Entre los ácidos grasos omega 3 están los siguientes:

Un estudio del año 2016 mostró que los ácidos grasos omega 3 tuvieron un efecto positivo sobre la función de la memoria en los adultos mayores. Un estudio posterior del año 2020, que incluyó a los ácidos grasos omega 3 y a los ácidos grasos omega 6, también mostró beneficios para la memoria.

Xantinas

Esta palabra probablemente no le suena familiar, pero es probable que consuma xantinas a diario o que al menos las haya probado antes. Un ejemplo de una xantina es la cafeína, por lo general consumida en el café, el , las bebidas gaseosas y en el chocolate negro. Los científicos denominan a la cafeína como una antagonista de los receptores de adenosina que, cuando se activa, mejora la concentración, la energía y la agudeza mental. 

Un estudio del año 2010 publicado en la revista Journal of Alzheimer’s Disease mostró que la cafeína redujo el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson, mientras que un estudio del año 2012 publicado en la misma revista mostró una reducción en el riesgo de padecer demencia. El café y el té son populares entre aquellos que quieren mejorar su agudeza mental y son productos imprescindibles para aquellos que quieren poner en práctica el biohacking. Conozca más acerca del origen del café y sus otros beneficios para la salud. 

Referencias:

  1. Accessed on February 12, 2021, https://www.vox.com/future-perfect/2019/6/25/18682583/biohacking-transhumanism-human-augmentation-genetic-engineering-crispr
  2. JBI Database System Rev Implement Rep. 2018 Feb;16(2):507-547. doi: 10.11124/JBISRIR-2016-003248.
  3. Cheng C-W, Adams GB, Perin L, et al. Prolonged Fasting reduces IGF-1/PKA to promote hematopoietic stem cell-based regeneration and reverse immunosuppression. Cell stem cell. 2014;14(6):810-823. doi:10.1016/j.stem.2014.04.014.
  4. Fasting increases longevity in Laboratory rats https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0047637400001093
  5. Etnier JL, Wideman L, Labban JD, Piepmeier AT, Pendleton DM, Dvorak KK, Becofsky K. The Effects of Acute Exercise on Memory and Brain-Derived Neurotrophic Factor (BDNF). J Sport Exerc Psychol. 2016 Aug;38(4):331-340. doi: 10.1123/jsep.2015-0335. Epub 2016 Jul 29. PMID: 27385735.
  6. Smith PJ, Blumenthal JA, Hoffman BM, et al. Aerobic exercise and neurocognitive performance: a meta-analytic review of randomized controlled trials. Psychosom Med. 2010;72(3):239-252. doi:10.1097/PSY.0b013e3181d14633
  7. Walsh JJ, Tschakovsky ME. Exercise and circulating BDNF: Mechanisms of release and implications for the design of exercise interventions. Appl Physiol Nutr Metab. 2018 Nov;43(11):1095-1104. doi: 10.1139/apnm-2018-0192. Epub 2018 May 18. PMID: 29775542.
  8. Rethorst CD, Trivedi MH. Evidence-based recommendations for the prescription of exercise for major depressive disorder. J Psychiatr Pract. 2013 May;19(3):204-12. doi:10.1097/01.pra.0000430504.16952.3e. PMID: 23653077.
  9. Reger MA, Henderson ST, Hale C, Cholerton B, Baker LD, Watson GS, Hyde K, Chapman D, Craft S. Effects of beta-hydroxybutyrate on cognition in memory-impaired adults. Neurobiol Aging. 2004 Mar;25(3):311-4. doi: 10.1016/S0197-4580(03)00087-3. PMID: 15123336.
  10. Neuroscience Letter. 2019 Jan 18;690:232-236.
  11. Canadian Journal Physiology Pharmacology. 2018 Oct;96(10):991-1003. doi: 10.1139/cjpp-2018-0112.Epub 2018 Aug 21.
  12. Smith AD, Smith SM, de Jager CA, et al. Homocysteine-lowering by B vitamins slows the rate of accelerated brain atrophy in mild cognitive impairment: a randomized controlled trial. PLoS One. 2010;5(9):e12244. Published 2010 Sep 8. doi:10.1371/journal.pone.0012244
  13. Metabolic Brain Disease 2018 Dec;33(6):1923-1934. doi: 10.1007/s11011-018-0298-z. Epub 2018 Aug 9.
  14. Journal of Alzheimer's Disease, vol. 55, no. 2, pp. 797-811, 2017
  15. J Alzheimers Dis. 2017;60(2):451-460. doi: 10.3233/JAD-170354.
  16. Pychopharmacology (Berl). 2001 Aug;156(4):481-4.
  17. Peth-Nui T, Wattanathorn J, Muchimapura S, et al. Effects of 12-Week Bacopa monnieri Consumption on Attention, Cognitive Processing, Working Memory, and Functions of Both Cholinergic and Monoaminergic Systems in Healthy Elderly Volunteers. Evidence-based Complementary and Alternative Medicine : eCAM. 2012;2012:606424.
  18. Journal of Ethnopharmacol. 2014;151(1):528-35. doi: 10.1016/j.jep.2013.11.008. Epub 2013 Nov 16.
  19. Biochem Biophys Research Commun. 2013 Feb 22;431(4):796-801. doi:10.1016/j.bbrc.2012.12.122. Epub 2013 Jan 9.
  20. Mehan S, Parveen S, Kalra S. Adenyl cyclase activator forskolin protects against Huntington’s disease-like neurodegenerative disorders. Neural Regeneration Research. 2017;12(2):290-300. doi:10.4103/1673-5374.200812.
  21. Behav Pharmacol. 2017 Apr;28(2 and 3-Spec Issue):187-198.
  22. Moro, K., Nagahashi, M., Ramanathan, R., Takabe, K., & Wakai, T. (2016). Resolvins and omega three polyunsaturated fatty acids: Clinical implications in inflammatory diseases and cancer. World Journal of Clinical Cases, 4(7), 155-64
  23. Külzow N, Witte AV, Kerti L, Grittner U, Schuchardt JP, Hahn A, Flöel A. Impact of Omega3 Fatty Acid Supplementation on Memory Functions in Healthy Older Adults. J Alzheimers Dis. 2016;51(3):713-25. doi: 10.3233/JAD-150886. PMID: 26890759.
  24. Nutrients . 2020 Jan 26;12(2):325. doi: 10.3390/nu12020325.
  25.  Costa J., Lunet N., Santos C., Santos J., Vaz-Carneiro A. Caffeine exposure and the risk of Parkinson’s disease: A systematic review and meta-analysis of observational studies. J. Alzheimer’s Dis. 2010;20:S221–S238
  26. Cao C, Loewenstein DA, Lin X, et al. High Blood Caffeine Levels in MCI Linked to Lack of Progression to Dementia. Journal of Alzheimer’s disease : JAD. 2012;30(3):559-572. doi:10.3233/JAD-2012-111781.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

¿Ha oído hablar del betacaroteno? A continuación, los 5 principales beneficios

Bienestar

4 beneficios de la pectina para la salud

Bienestar

Están de moda los suplementos de hongos para el estado de ánimo, la concentración, la salud inmunoló