checkoutarrow
AR
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Condiciones

Enzimas digestivas para ayudar con la intolerancia alimenticia

25 Septiembre 2017

Una alergia alimentaria o intolerancia alimenticia se da cuando existe una reacción adversa a la ingestión de un alimento. La distinción entre los dos términos es que en una alergia alimentaria clásica el sistema inmune está involucrado en la producción de una reacción alérgica real para generar síntomas más severos mientras que en una intolerancia alimenticia los síntomas son generalmente menos serios y se limitan a menudo a problemas digestivos.

Una alergia alimentaria clásica se da cuando una molécula ingerida del alimento interactúa con el sistema inmune, lo que resulta en la liberación de la histamina y de otros compuestos generadores de alergia que producen la hinchazón y la inflamación. En una intolerancia alimentaria, la causa original es la incapacidad de digerir ciertos alimentos debido a la falta de una enzima digestiva. Por ejemplo, aproximadamente el 65 % de los adultos tienen una capacidad reducida para digerir la lactosa después de la infancia. La lactosa, el azúcar en la leche y los productos lácteos se descomponen por la enzima lactasa producida en el intestino delgado. Si la lactosa no se descompone por la enzima lactasa puede producir una gran cantidad de síntomas gastrointestinales, especialmente gases, hinchazón, dolor de cólicos y diarrea. Tomar la enzima lactasa de manera suplementaria puede ayudar a digerir la lactasa y permitir que las personas con intolerancia a la lactosa eliminen estos síntomas de intolerancia alimentaria. Sin embargo, tenga en cuenta, que muchas personas que son intolerantes a la lactosa también tienen problemas para descomponer las proteínas de la leche. Por lo tanto, los productos que combinan la lactasa con las enzimas de digestión de proteínas (proteasas) son generalmente una opción mucho mejor.

Uso de suplementos de enzimas digestivas en la intolerancia alimentaria

No solo puede el suplemento de enzimas digestivas hacer que los enfoques dietéticos de la intolerancia alimentaria funcionen mejor, sino que en muchos casos el suplemento de enzimas puede ser más útil que los cambios en la dieta. Todas las personas con intolerancias alimentarias se pueden beneficiar de una prueba de 14 días con un preparado de enzimas digestivas de alta potencia. Idealmente, uno que contenga una mezcla de diferentes variantes de las principales categorías de enzimas con diferentes rangos de activación del pH para que las enzimas sean eficaces a lo largo de todo el tracto gastrointestinal. La mayoría de las enzimas digestivas son efectivas o están activas dentro de un rango de pH muy reducido y dado que el pH del tracto gastrointestinal humano varía de muy ácido a alcalino, la mayoría de los suplementos enzimáticos no son efectivos a lo largo de todo el tracto gastrointestinal. Por lo tanto, mientras que un suplemento enzimático podría ser útil en una parte del sistema digestivo, podría estar totalmente inactivo en otro. Usando mezclas de enzimas combinadas cuidadosamente se ha demostrado que trabajan 3 veces mejor y más de 6 veces más rápido que otros preparados enzimáticos.

En el desafío de 14 días simplemente toma una o dos cápsulas del suplemento enzimático antes de cada comida durante 14 días. Mejorar la digestión a través de enzimas suplementarias es a menudo lo único necesario para eliminar una intolerancia a los alimentos.

¿Pueden las enzimas digestivas ayudar con la intolerancia al gluten?

Sí, los productos que combinan las enzimas digestivas de proteínas conocidas como proteasas y la enzima específica digestiva de gluten dipeptidil peptidasa IV (DPP-IV) pueden ayudar realmente. Aquí tienes un repaso rápido. El gluten es el principal complejo proteico que se encuentra principalmente en los granos, incluyendo el trigo, la cebada, la espelta y el centeno. Muchas personas tienen intolerancia al gluten junto con la caseína, una proteína que se encuentra en la leche. Cuando se ingieren en personas intolerantes, estas proteínas pueden producir molestias gastrointestinales, especialmente gases e hinchazón.

Aunque la solución popular para el gluten y la intolerancia a la caseína es seguir una dieta sin gluten, sin caseína, y eliminar las proteínas que hieren para reducir la incomodidad, a menudo existen fuentes ocultas de gluten o caseína en los alimentos que todavía pueden llevar a un malestar.

Hay muchos productos sin gluten disponibles en las tiendas de alimentos naturales e incluso en los principales supermercados. Los granos beneficiosos para el reemplazo de las fuentes de gluten incluyen el amaranto, la quinua y una variedad de arroces, como el arroz marrón, rojo, negro y salvaje. La caseína se encuentra en la leche y en los productos lácteos. Obviamente, cuando se evita el gluten y la caseína, es necesaria una lectura de las etiquetas de los alimentos de manera cuidadosa.

Las preparaciones de enzimas digestivas suplementarias pueden ayudar a las personas a tolerar niveles bajos de ingesta de gluten o caseína, especialmente durante la fase inicial de evitación de gluten o caseína. Busca los productos que contengan dipeptidil peptidasa IV (DPP-IV). Esta enzima se dirige tanto a la gliadina como a la caseína, y es resistente a la descomposición por otras enzimas digestivas. Se piensa que la DPP-IV es una de las enzimas clave responsables de la digestión de estas proteínas y se sabe que se encuentra en cantidades inferiores en el revestimiento intestinal de individuos con sensibilidad e intolerancia al gluten. De hecho, existe una relación inversa entre el nivel de DPP-IV y el daño intestinal en personas con sensibilidad al gluten. En otras palabras, cuanto más baja sea la DPP-IV, más significativo será el daño al revestimiento intestinal. A menudo se recomiendan los preparados que contienen DPP-IV para proteger contra cualquier fuente oculta de gluten.

Comentarios finales

Las molestias digestivas afectan a casi una de cada cuatro personas. En la mayoría de los casos, los síntomas reflejan perturbaciones de la función digestiva o intolerancia alimentaria en lugar de una enfermedad subyacente. Los trastornos gastrointestinales funcionales incluyen indigestión ocasional o acidez estomacal, dispepsia funcional, flatulencia excesiva y el síndrome del intestino irritable (SII). Apoyar la digestión mediante el uso de preparados de enzimas digestivas y otros enfoques naturales es a menudo la mejor ruta para la eliminación de estos molestos (y a veces embarazosos) síntomas.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Condiciones

9 alternativas naturales para el alivio de la ansiedad

Condiciones

DHEA, testosterona, declive cognitivo relacionado con la edad y demencia

Condiciones

Estrategias naturales para revertir la pérdida del cabello