Si bien cuando la mayoría de las personas piensan en envejecimiento lo primero que se les viene a la mente son las arrugas y líneas de expresión, el proceso de envejecer a menudo tiene efectos perjudiciales en todo el cuerpo, no solo en su piel. El envejecimiento afecta a todo el cuerpo, desde la elasticidad de la piel y la flexibilidad de las articulaciones hasta la visión y el metabolismo.

Afortunadamente, la naturaleza no nos ha dejado sin recursos para enfrentar el envejecimiento. Si bien aún no hemos encontrado la fuente de la juventud, la naturaleza nos ofrece algunos increíbles recursos que podrían ayudar a contrarrestar el proceso de envejecimiento y el daño asociado a este.

Siga leyendo para descubrir cinco potentes suplementos que combaten el envejecimiento.

1. Coenzima Q10 (CoQ10)

Sin duda, ha oído hablar acerca de los beneficios para la salud del corazón de esta molécula producida por el cuerpo, pero ¿sabía que la CoQ10 también es un potente compuesto para combatir el envejecimiento? La CoQ10, también llamada ubiquinol o ubiquinona, es una sustancia producida de forma natural por el cuerpo. Esta puede encontrarse en prácticamente todos los tejidos del cuerpo, de ahí el nombre ubiquinol, que hace referencia a su presencia ubicua o universal en el cuerpo.

La CoQ10 se produce en la mitocondria, o los pequeños orgánulos que actúan como centrales energéticas de la célula, y desempeña un papel esencial en la creación de la energía que el cuerpo necesita para funcionar.

Los estudios muestran que el cuerpo produce menos CoQ10 con la edad. Esa producción reducida de CoQ10 puede dar lugar a un aumento en la muerte celular y está relacionada con trastornos como la degeneración macular debido a la edad, el glaucoma e incluso la enfermedad de Alzheimer.

A pesar de que la producción de CoQ10 disminuye con la edad, el uso de suplementos con esta fenomenal molécula podría ayudar a ralentizar el proceso de envejecimiento. Los estudios han mostrado que el uso de suplementos con CoQ10 reduce el daño de los radicales libres en el cuerpo, regula la respuesta del organismo frente a la inflamación ¡e incluso mejora los sistemas de reparación del ácido desoxirribonucleico (ADN)! La CoQ10 es una increíble molécula que podría ayudar a reducir los efectos negativos del envejecimiento.

2. Astaxantina

La astaxantina es un compuesto marino que pertenece a un grupo de moléculas llamadas carotenoides. Los carotenoides, como el beta-caroteno, son precursores de la vitamina A. La astaxantina es la molécula colorida que brinda el característico color rosa o rojizo al salmón, la trucha y a la langosta. Si bien da color, los mayores beneficios de la astaxantina son sus potentes propiedades para combatir el envejecimiento.

Lamentablemente, a medida que envejece, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 aumenta. Los estudios indican que esto se debe a la disfunción músculo-esquelética relacionada con la edad y al incremento en la resistencia a la insulina. La insulina es la hormona que permite a las células absorber el azúcar en el torrente sanguíneo. Un incremento en la resistencia a la insulina se traduce en un mayor riesgo de desarrollar diabetes.

Afortunadamente, los estudios muestran que la astaxantina ayuda a mejorar la resistencia a la insulina reduciendo la inflamación y el daño de los radicales libres. Además, todos sabemos que nuestra piel se torna menos elástica a medida que envejecemos debido a la degradación del colágeno y a los efectos perjudiciales de los rayos ultravioleta (UV) provenientes del sol. La astaxantina podría ayudar a combatir este problema. Las investigaciones indican que el uso de suplementos con astaxantina protege la piel del daño de los rayos UV, mejora la elasticidad de la piel y disminuye la formación de arrugas. ¡La astaxantina es una potente sustancia para combatir el envejecimiento!

3 & 4. Luteína y zeaxantina

Cuando se habla de la piel, no hay un suplemento para combatir el envejecimiento que se compare a la luteína y zeaxantina. El envejecimiento realmente puede ejercer estrés sobre la salud, la integridad y el aspecto de la piel. Dado que la piel es el órgano más grande del cuerpo, ¡esto es un gran problema! A medida que envejece, su piel comienza a perder su colágeno y elastina. Estas son proteínas que mantienen la piel elástica y firme. A medida que pierde más colágeno y elastina, se pueden producir líneas de expresión, arrugas, piel floja y flácida.

Lamentablemente, eso no es lo único que le sucede a la piel que envejece. La piel que envejece también experimenta mayor nivel de daño de los radicales libres, daño al ADN e incluso acortamiento de los telómeros. Los telómeros son la sección final de su ADN. El acortamiento de los telómeros, que se produce con el envejecimiento, ha sido asociado con muchas afecciones distintas, entre ellas, la piel que envejece.

Pero la luteína y zeaxantina podrían resultar valiosas en la lucha contra el proceso de envejecimiento de la piel. La luteína y la zeaxantina son xantófilas, pigmentos amarillos que pertenecen al grupo de moléculas carotenoides. La luteína y zeaxantina normalmente se encuentran en las verduras de hojas verdes como la col, el brócoli, la espinaca y la lechuga. Si bien consumir una dieta balanceada y saludable con vegetales es esencial en la lucha contra el proceso de envejecimiento de la piel, las investigaciones indican que el uso de suplementos con luteína y zeaxantina brinda el máximo beneficio para la salud del ADN.

Un estudio incluso indicó que el uso de suplementos con luteína y zeaxantina, junto con vitamina C, estuvo asociado con una mayor longitud de los telómeros y, por consiguiente, una mejor salud en las personas mayores. Si bien eso es increíble, la luteína y zeaxantina también han sido estudiadas por sus beneficios para la salud de la piel. Los estudios han mostrado que estas dos xantófilas, cuando se toman juntas, ayudan a bloquear las longitudes de onda perjudiciales de la luz azul, actúan como antioxidantes para la piel, mejoran el tono y brillo de la piel ¡e incluso el color de la piel!

Y no podemos olvidar los efectos beneficiosos que estos dos potentes fitonutrientes podrían tener sobre los ojos. Tanto la luteína como la zeaxantina han sido investigadas por sus beneficios para la salud de los ojos y las investigaciones indican que podrían ayudar a prevenir la ceguera y la degeneración macular que están relacionadas con la edad.

Estos dos carotenoides podrían ser fundamentales en la lucha contra el envejecimiento.

5. Resveratrol

No hay suplemento que pueda compararse con el resveratrol en lo que respecta a proteger contra el envejecimiento. Una de las principales causas del envejecimiento es el daño al ADN debido a una abundancia de especies de radicales libres en el cuerpo. A esto se le llama estrés oxidativo. El aumento en los niveles de estrés oxidativo produce una aceleración en el envejecimiento. Ahí es donde entra a tallar el resveratrol.

Este increíble polifenol se encuentra en cacahuates, arándanos, chocolate negro e incluso vino, pero las investigaciones indican que los mayores beneficios del resveratrol se obtienen a través del uso de suplementos. Por ejemplo, los estudios muestran que el uso de suplementos con resveratrol activa las vías antienvejecimiento en el cuerpo.

Eso ayuda a mejorar la función mitocondrial e incluso ayuda a promover el crecimiento de nuevas mitocondrias. Los estudios también indican que el resveratrol actúa como un antiinflamatorio al desactivar las vías especificas que producen inflamación en el cuerpo, a la vez que actúa como antioxidante protegiendo el ADN del daño de los radicales libres.

Conclusiones

Si bien envejecer es algo que escapa de sus manos, algunos increíbles suplementos podrían ayudar a reducir los efectos de este proceso. La CoQ10, la astaxantina, la luteína, la zeaxantina y el resveratrol son todos potentes suplementos para combatir el envejecimiento con increíbles beneficios que podrían darle la alegría de tener otro cumpleaños.

Referencias:

  1. Hargreaves IP, Mantle D. Coenzyme Q10 Supplementation in Fibrosis and Aging. Adv Exp Med Biol. 2019;1178:103-112. doi:10.1007/978-3-030-25650-0_6
  2. Manzar H, Abdulhussein D, Yap TE, Cordeiro MF. Cellular Consequences of Coenzyme Q10 Deficiency in Neurodegeneration of the Retina and Brain. Int J Mol Sci. 2020;21(23):9299. Published 2020 Dec 6. doi:10.3390/ijms21239299
  3. Varela-López A, Giampieri F, Battino M, Quiles JL. Coenzyme Q and Its Role in the Dietary Therapy against Aging. Molecules. 2016;21(3):373. Published 2016 Mar 18. doi:10.3390/molecules21030373
  4. Shou, J., Chen, PJ. & Xiao, WH. Mechanism of increased risk of insulin resistance in aging skeletal muscle. Diabetol Metab Syndr 12, 14 (2020). https://doi.org/10.1186/s13098-020-0523-x
  5. Landon R, Gueguen V, Petite H, Letourneur D, Pavon-Djavid G, Anagnostou F. Impact of Astaxanthin on Diabetes Pathogenesis and Chronic Complications. Mar Drugs. 2020;18(7):357. Published 2020 Jul 9. doi:10.3390/md18070357
  6. Sztretye M, Dienes B, Gönczi M, et al. Astaxanthin: A Potential Mitochondrial-Targeted Antioxidant Treatment in Diseases and with Aging. Oxid Med Cell Longev. 2019;2019:3849692. Published 2019 Nov 11. doi:10.1155/2019/3849692
  7. Montpetit AJ, Alhareeri AA, Montpetit M, et al. Telomere length: a review of methods for measurement. Nurs Res. 2014;63(4):289-299. doi:10.1097/NNR.0000000000000037
  8. Sen A, Marsche G, Freudenberger P, et al. Association between higher plasma lutein, zeaxanthin, and vitamin C concentrations and longer telomere length: results of the Austrian Stroke Prevention Study. J Am Geriatr Soc. 2014;62(2):222-229. doi:10.1111/jgs.12644
  9. Souyoul SA, Saussy KP, Lupo MP. Nutraceuticals: A Review. Dermatol Ther (Heidelb). 2018;8(1):5-16. doi:10.1007/s13555-018-0221-x
  10. Demmig-Adams B, López-Pozo M, Stewart JJ, Adams WW 3rd. Zeaxanthin and Lutein: Photoprotectors, Anti-Inflammatories, and Brain Food. Molecules. 2020;25(16):3607. Published 2020 Aug 8. doi:10.3390/molecules25163607
  11. Pyo IS, Yun S, Yoon YE, Choi JW, Lee SJ. Mechanisms of Aging and the Preventive Effects of Resveratrol on Age-Related Diseases. Molecules. 2020;25(20):4649. Published 2020 Oct 12. doi:10.3390/molecules25204649
  12. Meng T, Xiao D, Muhammed A, Deng J, Chen L, He J. Anti-Inflammatory Action and Mechanisms of Resveratrol. Molecules. 2021;26(1):229. Published 2021 Jan 5. doi:10.3390/molecules26010229