checkoutarrow
AR
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Bienestar

Preguntas Frecuentes - Enzimas pancreáticas

7 Agosto 2017

Las preparaciones enzimáticas  son uno de los complementos nutricionales disponibles más útiles. Las enzimas son moléculas que aceleran las reacciones químicas: ayudan a construir nuevas moléculas o parten los lazos que unen las moléculas para descomponerlas en unidades más pequeñas. En el caso de productos enzimáticos, lo más frecuente es que contengan enzimas digestivas derivadas del páncreas de cerdo (pancreatina), de hongos, o de fuentes vegetales. Estas enzimas funcionan de forma muy similar a las enzimas digestivas segregadas por la función del páncreas humano. Las preparaciones enzimáticas han demostrado ser útiles en las siguientes situaciones:

  • Apoyar la digestión en el cáncer
  • Hepatitis C, Herpes, Zoster (culebrilla)
  • Inflamación, traumatismos y lesiones deportivas
  • Insuficiencia pancreática
  • Alergias alimentarias
  • Esclerosis múltiple
  • Artritis reumatoide y otros trastornos autoinmunes.

¿Qué es el páncreas?

El páncreas es un órgano digestivo que se encuentra en el abdomen justo debajo del estómago. Su trabajo principal es producir las enzimas necesarias para la digestión y absorción de los alimentos. Las enzimas segregadas incluyen lipasas que digieren la grasa, las proteasas que digieren proteínas y amilasas que digieren las moléculas de almidón.

¿Tomar enzimas pancreáticas puede realmente mejorar la digestión?

Sí, de hecho, los preparados de enzimas pancreáticas  para apoyar la función digestiva adecuada se utilizan en la medicina convencional en casos de insuficiencia pancreática y fibrosis quística (un trastorno hereditario poco común). La insuficiencia pancreática se caracteriza por una digestión deteriorada, mala absorción, deficiencias nutricionales y malestar abdominal.

¿Cómo puedo determinar si mi páncreas está segregando suficientes enzimas?

Los médicos utilizan los síntomas físicos y pruebas de laboratorio para evaluar la función pancreática. Los síntomas comunes de insuficiencia pancreática incluyen distensión abdominal y malestar, gases, indigestión y el paso de alimentos no digeridos en las heces. Para el diagnóstico de laboratorio, la mayoría de los médicos orientados a la nutrición utilizan análisis integrales de la digestión y de las heces. Otro indicador de la insuficiencia pancreática es el sobrecrecimiento intestinal del hongo candida albicans. Además de ser necesarias para la digestión de las proteínas, las proteasas cumplen otras funciones importantes. Por ejemplo, las proteasas, así como otras secreciones digestivas, son en gran parte responsables de mantener el intestino delgado libre de parásitos (incluyendo bacterias, hongos, protozoos y parásitos intestinales)1.

¿Se absorben las enzimas pancreáticas?

Hay pruebas sólidas de que el cuerpo intenta conservar sus enzimas digestivas  reabsorbiéndolas. Numerosos estudios en humanos han demostrado que cuando se dan suplementos de enzimas pancreáticas (tripsina y quimotripsina)
por vía oral se absorben intactos en el torrente sanguíneo2-6.

¿Cómo ayudan las enzimas pancreáticas en las alergias alimentarias?

Las enzimas pancreáticas pueden ayudar contra las alergias a los alimentos mejorando la digestión. Para que una molécula de alimento produzca una reacción alérgica debe ser una molécula bastante grande. En estudios realizados en las décadas de 1930 y 1940, las enzimas pancreáticas demostraron ser muy eficaces en la prevención de las alergias alimentarias7,8. Parece que muchos médicos no son conscientes, o se olvidaron de estos primeros estudios. Normalmente los individuos que no segregan suficientes proteasas sufrirán múltiples alergias a los alimentos.

¿Las enzimas pancreáticas digieren las proteínas de la sangre?

¡No! Hay factores especiales en la sangre que bloquean las enzimas, para que no digieran las proteínas de la sangre.

¿Por qué se utilizan las enzimas pancreáticas como agentes antiinflamatorios naturales?

Las proteasas son importantes en la prevención de daños en los tejidos durante la inflamación y la formación de coágulos de fibrina. Las proteasas causan un aumento en la degradación de la fibrina, un proceso conocido como fibrinólisis. El papel de la fibrina en la promoción de la inflamación es formar una pared alrededor del área de la inflamación que da lugar al bloqueo de la sangre y de los vasos linfáticos que causa la hinchazón. La fibrina también puede provocar el desarrollo de coágulos de sangre que pueden desplazarse y producir accidentes cerebrovasculares o ataques cardíacos.

Las enzimas pancreáticas y las preparaciones enzimáticas de proteasa han demostrado ser útiles en el tratamiento de muchas condiciones inflamatorias agudas y crónicas como lesiones deportivas, tendinitis o artritis reumatoide9,10.

Además de utilizarse como agentes antiinflamatorios en casos de traumatismo e inflamación, las enzimas pancreáticas a menudo se utilizan en el tratamiento de la tromboflebitis, una enfermedad en la que se desarrollan coágulos de sangre en las venas que se inflaman y pueden desplazarse y causar accidentes cerebrovasculares o ataques al corazón.

¿Cómo ayudan las enzimas pancreáticas en enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide?

Los beneficios en algunas enfermedades inflamatorias parecen están relacionados con ayudar al cuerpo en la descomposición de complejos inmunes formados entre los anticuerpos producidos por el sistema inmunológico y los compuestos a los que se unen. Las enfermedades asociadas con altos niveles de complejos inmunes en la sangre se denominan a menudo como «enfermedades autoinmunes» e incluyen enfermedades como la artritis reumatoide, lupus, esclerodermia y esclerosis múltiple. Los altos niveles de complejos inmunes circulantes también se observan en la colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y SIDA11-13.

Si necesito tomar enzimas pancreáticas, ¿cómo puedo determinar la potencia?

Los productos con enzimas pancreáticas son suplementos alimenticios muy populares. Los preparados más comerciales están hechos de páncreas de cerdo fresco. La farmacopea de Estados Unidos (USP) ha establecido una definición estricta para el nivel de actividad. Un producto 1X de enzimas pancreáticas (pancreatina) tiene en cada miligramo no menos de 25 unidades USP de actividad de la amilasa, no menos de 2,0 unidades USP de actividad de la lipasa y no menos de 25 unidades USP de actividad proteásica.

Pancreatinas de mayor potencia se indican con un múltiplo de número entero que especifica su fuerza. Por ejemplo, un extracto pancreático sin diluir que es 10 veces más fuerte que el estándar USP se denominará USP 10X. Los productos de fuerza máxima se prefieren a los productos de pancreatina de menor potencia debido a que los de potencia inferior se diluyen a menudo con sal, lactosa o galactosa para lograr la fuerza deseada (por ejemplo, 4X o 1X).

¿Cuáles son las dosis recomendadas para un producto de enzima pancreática?

La dosis normal recomendada para un producto de enzima pancreática 8X USP es de 200 a 600 mg tres veces al día inmediatamente antes de las comidas cuando se utiliza como ayuda digestiva 10-20 minutos antes de las comidas o con el estómago vacío cuando se desea un efecto antiinflamatorio.

¿Para qué otras enfermedades podrían ser útiles las enzimas pancreáticas?

La lista de enfermedades que pueden beneficiarse de los suplementos de enzimas pancreáticas parece estar creciendo continuamente. Por ejemplo, un uso potencial podría ser el tratamiento de enfermedades relacionadas con virus, incluyendo infecciones de hepatitis C y herpes simple. Por ejemplo, en un estudio del tratamiento del herpes zóster (culebrilla) una preparación de enzimas pancreáticas administrada por vía oral fue más eficaz que la terapia farmacológica estándar (aciclovir)16. En un estudio en pacientes con hepatitis C, las enzimas pancreáticas demostraron ser ligeramente superiores al alfa-interferón en la mejora de los síntomas y valores de laboratorio17.

¿Qué significa «capa entérica»?

Debido a que las secreciones del estómago pueden destruir o inactivar las enzimas pancreáticas, los comprimidos que contienen enzimas pancreáticas están recubiertos de tal manera que la tableta no se descomponga hasta después de que ha pasado a través del estómago. Este método se conoce como «recubrimiento entérico». La inmensa mayoría de los estudios con enzimas pancreáticas ha utilizado preparados de cubierta entérica.

¿Existen fuentes vegetarianas que se puedan utilizar en lugar de las enzimas pancreáticas?

Sí,  Multi Enzyme ™ de Natural Factors contiene fuente de enzimas vegetales y de  hongos que funcionan de forma muy similar al de las enzimas pancreáticas. De hecho, hay algunas pruebas de que realmente pueden funcionar mejor18. Sin embargo, en la mayoría de los casos recomiendo el producto Zymactive™ de Natural Factors. Este producto contiene pancreatina junto con enzimas vegetarianas.

¿Son seguros los preparados de enzimas pancreáticas?

Los extractos pancreáticos son generalmente bien tolerados y no están asociados con efectos secundarios significativos. Incluso en personas con función pancreática probablemente normal, tomar enzimas pancreáticas no produjo efectos secundarios adversos ni redujo la capacidad de estos sujetos de producir sus propias enzimas pancreáticas19. Sin embargo, mi recomendación es utilizar estas preparaciones solo cuando hay aparente necesidad.

Referencias

  1. Rubinstein E, et al.: Antibacterial activity of the pancreatic fluid. Gastroenterol 1985;88:927-32.
  2. Ambrus JL, et al.: Absorption of exogenous and endogenous proteolytic enzymes. Clin Pharmacol Therap 1967;8:362-8.
  3. Kabacoff BB, et al.: Absorption of chymotrypsin from the intestinal tract. Nature 1963;199:815-7.
  4. Martin GJ, et al.: Further in vivo observations with radioactive trypsin. Am J Pharm 1964;129:386-92.
  5. Avakian S: Further studies on the absorption of chymotrypsin. Clin Pharmacol Therap 1964;5:712-5.
  6. Liebow C and Rothman SS: Enteropancreatic circulation of digestive enzymes. Science 1975;189:472-4.
  7. Oelgoetz AW, et al.: The treatment of food allergy and indigestion of pancreatic origin with pancreatic enzymes. Am J Dig Dis Nutr 1935;2:422-6.
  8. Carroccio A, et al.: Pancreatic enzyme therapy in childhood celiac disease. A double-blind prospective randomized study. Dig Dis Sci 1995;40:2555-
    2560.
  9. Innerfield I: Enzymes in Clinical Medicine. McGraw Hill, New York, 1960.
  10. Mazurov VI, et al. Beneficial effects of concomitant oral enzymes in the treatment of rheumatoid arthritis. Int J Tiss React 1997;19:91.
  11. Ransberger K: Enzyme treatment of immune complex diseases. Arthritis Rheuma 1986;8:16-9.
  12. Steffen C, et al.: Enzyme therapy in comparison with immune complex determinations in chronic polyarteritis. Rheumatologie 1985;44:51-6.
  13. Ransberger K and van Schaik W: Enzyme therapy in multiple sclerosis. Der Kassenarzt 1986;41:42-5.
  14. Gonzalez NJ and Isaacs LL: Evaluation of pancreatic proteolytic enzyme treatment of adenocarcinoma of the pancreas, with nutrition and detoxification
    support. Nutr Cancer 1999;33:117-24.
  15. Leipner J and Saller R: Systemic enzyme therapy in oncology: effect and mode of action. Drugs. 2000;59:769-80.
  16. Kleine MW, Stauder GM and Beese EW: The intestinal absorption of orally administered hydrolytic enzymes and their effects in the treatment of
    acute herpes zoster as compared with those of oral acyclovir therapy. Phytomedicine 1995;2:7-15.
  17. Kabil SM and Stauder G: Oral enzyme therapy in hepatitis C patients. Int J Tiss React 1997;19:97-8.
  18. Schneider, MU, Knoll-Ruzicka ML, Domschke S, et al: Pancreatic enzyme replacement therapy: Comparative effects of conventional and enteric-coated microspheric pancreatin and acid-stable fungal enzyme preparations on steatorrhea in chronic pancreatitis. Hepatogastroenterol 1985;32:97-102.
  19. Friess H, et al.:Influence of high-dose pancreatic enzyme treatment on pancreatic function in healthy volunteers. Int J Pancreatol 1998;23:115-23.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

5 deficiencias de minerales comunes

Bienestar

Reinicie su reloj biológico para los cambios estacionales

Bienestar

Salud femenina: Los probióticos y el intestino