checkoutarrow
AR
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements
Nutrición

Beneficios para la salud de los distintos tés

20 Noviembre 2018

Muchos tipos de se elaboran a partir de las hojas de la planta del té, o Camellia sinensis. Las diferencias radican en la forma en que se procesan las hojas después de la cosecha. Por ejemplo, las personas que preparan té verde arrancan las hojas que acaban de empezar a marchitarse y luego las calientan inmediatamente para evitar que fermenten. Luego enrollarán y le darán forma a las hojas. Por el contrario, alguien que prepara té negro enrollará las hojas antes de calentarlas.

Por otro lado, los tés de hierbas se elaboran a partir de plantas que no son de Camellia sinensis. No importa cómo se elaboren, muchos tipos de té ofrecen beneficios para la salud. Tenga en cuenta los siguientes ejemplos.

Té negro

El té negro contiene alrededor de 40 miligramos de cafeína por taza, lo que lo convierte en uno de los tipos más ricos en cafeína. Además de la cafeína, contiene los estimulantes xantina y guanina. Debe su sabor astringente a los compuestos llamados taninos que tienen efectos antivirales y que podrían combatir enfermedades como la hepatitis, la gripe y la disentería. También pueden ayudar al tracto digestivo. Los taninos y algunos antioxidantes pueden matar algunas de las bacterias que producen caries y mal aliento. El té negro contiene teaflavinas y tearubiginas, las cuales son antioxidantes que algunos investigadores creen que podrían reducir los niveles de colesterol. También es una buena fuente de vitaminas y minerales como el zinc, el potasio, el magnesio y las vitaminas E, C y B2. Según algunos expertos, beber tres tazas al día podría reducir el riesgo de apoplejía en un 21 por ciento.

Té verde

El té verde contiene muchas catequinas, otro tipo de antioxidante. Los investigadores creen que una catequina, EGCG, puede ayudar a proteger a las personas tanto de las enfermedades cardíacas como del cáncer. Según la Sociedad Americana del Cáncer, la EGCG hace que algunas células cancerosas mueran como si fueran células normales, mientras que las células cancerosas que no están expuestas a la EGCG continúan creciendo y haciendo metástasis. Un estudio demostró que beber una sola taza todos los días podría reducir las probabilidades de desarrollar enfermedades cardiacas en un 10 por ciento. Como el té verde también contiene cafeína, es un estimulante que estimula el metabolismo.

Té de manzanilla

La manzanilla es un té de hierbas elaborado a partir de las flores de la planta de manzanilla, y la gente lo ha utilizado como remedio durante siglos. Es probable que se conozca más como un tratamiento para el sueño; muchas personas beben manzanilla para poder dormir. Los científicos han descubierto que también contiene antioxidantes que pueden inhibir el crecimiento de las células cancerosas. Estos antioxidantes pueden proteger a las personas diabéticas de algunos de los efectos secundarios de la enfermedad, como el daño renal, el daño a los nervios y la pérdida de la visión. Un estudio realizado en 2008 con ratas descubrió que la manzanilla previene el desarrollo de dichos efectos secundarios al limitar el aumento del azúcar en la sangre. La manzanilla también puede reducir la inflamación y, por lo tanto, disminuir el riesgo de enfermedades como la artritis, el dolor gastrointestinal, las hemorroides e incluso la depresión.

Té blanco

El té blanco es una variedad de Camellia sinensis poco procesada. Las personas cosechan las hojas antes de que se hayan abierto completamente. En esta etapa, los cogollos se cubren con finos pelos blancos, por lo que la bebida resultante se llama blanca. Los recolectores recogen las hojas y los brotes a mano y luego los secan rápidamente antes de que se oxiden.

Al igual que el té verde, el té blanco contiene muchas catequinas que son beneficiosas para ayudar a combatir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Té kombucha

El kombucha es té negro o verde fermentado. El proceso de fermentación produce bacterias probióticas que proporcionan muchos beneficios para la salud. Podrían mejorar la digestión, reducir la inflamación e incluso promover la reducción de peso. Ya que los investigadores han encontrado una relación entre la inflamación y la depresión, los efectos antiinflamatorios de la kombucha significan que puede aliviar algunos síntomas depresivos. El kombucha también contiene muchos antioxidantes  y, por lo tanto, ofrece muchos de los mismos beneficios para la salud que el té verde, como la reducción del riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. El proceso de fermentación utilizado para hacer kombucha produce ácido acético, que también se encuentra en el vinagre. El ácido acético puede matar las bacterias y así prevenir la infección.

Té oolong

El oolong es otro té fermentado. Se diferencia del kombucha en que el proceso de fermentación se detiene antes cuando las hojas comienzan a cambiar de color. El Oolong contiene muchas vitaminas y minerales, tales como calcio, cobre, manganeso, potasio, selenio y vitaminas A, B, C, E y K. Contiene estimulantes como la cafeína, la teobromina y la teofilina.

El oolong es también una buena fuente de niacina y antioxidantes que pueden prevenir la caries dental. Activa las enzimas que ayudan a quemar la grasa. Además, es rico en antioxidantes que ayudan a prevenir la osteoporosis y a fortalecer los huesos. El Oolong también podría ayudar a controlar la diabetes y aliviar algunas afecciones de la piel como el eccema y la dermatitis atópica.

Té rooibos

El rooibos es un té de hierbas elaborado a partir de las hojas de la planta de rooibos, un arbusto que se encuentra en África. Es conocido por su color rojo, buen sabor y muchos beneficios para la salud. A diferencia de muchos tés, el rooibos no contiene ácido oxálico, por lo que es seguro para los pacientes con cálculos renales. El rooibos tampoco contiene cafeína y, por lo tanto, puede ayudar a las personas con insomnio. Beber una taza de rooibos antes de acostarse puede ayudar a conciliar el sueño.

El rooibos contiene muchos minerales como zinc, magnesio, manganeso, cobre y calcio. Algunos de estos minerales fortalecen los huesos y los dientes y, por lo tanto, pueden prevenir la osteoporosis y la artritis. El rooibos también tiene muchos antioxidantes antiinflamatorios que ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y el cáncer. Dos de los antioxidantes del rooibos, la nothofagina y la aspalatina, también ayudan a estimular el sistema inmunológico.

Té de equinácea

La equinácea es un té de hierbas elaborado a partir de las flores y hojas de la planta del mismo nombre. La equinácea es en realidad un género de planta de la familia de las margaritas, y tiene nueve especies. La E. purpurea, la E. pallida y la E. augustifolia se usan como remedios para varias afecciones. Los nativos americanos han utilizado la equinácea durante más de 500 años.

La equinácea contiene numerosos antioxidantes, vitaminas y minerales. A menudo se utiliza como tratamiento para los resfriados porque contiene una gran cantidad de vitamina C. Un estudio demostró que tomar la equinácea como pastilla o té previene las infecciones. La vitamina C también ayuda a producir colágeno, por lo que puede ayudar a prevenir problemas de la piel como arrugas y manchas por la edad.

Té de menta

La menta es un té de hierbas elaborado a partir de las hojas de la planta de menta. Se ha utilizado como remedio para los resfriados y dolores de cabeza. Muchos dolores de cabeza son provocados por vasos sanguíneos tensos; la menta ayuda a relajarlos. La menta ayuda a combatir los resfriados al romper el moco que causa la congestión y al reducir la inflamación.

La menta también ayuda a muchos problemas digestivos, incluido el síndrome del intestino irritable, que tiene pocos tratamientos. La menta puede favorecer una buena digestión y aliviar los dolores de estómago. Tomar una taza de menta dos o tres veces al día, poco antes de la menstruación y durante la misma, puede aliviar los cólicos menstruales. Además, la menta puede mejorar el estado de alerta y la memoria. También ayuda a aliviar el estrés y tiene cualidades analgésicas.

Té de rosa mosqueta

La rosa mosqueta es un té de hierbas elaborado a partir de rosa mosqueta seca o machacada o del fruto de la planta de la rosa. Es una buena fuente de vitamina C, así como de muchos antioxidantes como catequinas y polifenoles. Los flavonoides y carotenoides en la rosa mosqueta tienen cualidades analgésicas, de modo que pueden ayudar a aliviar el dolor. La vitamina C presente en la rosa mosqueta puede fortalecer el sistema inmunológico al ayudar a aumentar el número de glóbulos blancos en la sangre.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Nutrición

Sidra de manzana casera y saludable

Nutrición

Consejos fáciles para comer sanamente durante las fiestas

Nutrición

Combata la inflamación y mejore la salud intestinal con este superalimento