checkoutarrow
AR
Ayuda 24/7
beauty2 heart-circle sports-fitness food-nutrition herbs-supplements

Resveratrol: Poderoso antioxidante que puede traer beneficios a la salud mental

Por el Dr. James Lake

En este artículo:


¿Qué es el resveratrol?

El resveratrol (RSV) es un polifenol de origen natural que funciona como fitoestrógeno. Está presente en frutos rojos,  frutos secos, uvas y otras fuentes vegetales conocidas en la medicina asiática. Diferentes investigaciones en pruebas en animales y humanos han mostrado que el resveratrol podría tener efectos beneficiosos en diversos trastornos médicos y psiquiátricos mediados por efectos antinflamatorios y antioxidantes.  Sin embargo, los hallazgos en la mayoría de los ensayos clínicos en humanos son limitados debido a fallas en el diseño del estudio y a muestras pequeñas. Debido a que el resveratrol puede dar como resultado cambios similares en la expresión genética inducida por la restricción calórica, se investigan sus posibles efectos en la prolongación de la esperanza de vida. Sin embargo, los hallazgos en estudios en primates no humanos son inconsistentes.  

¿Cómo funciona el resveratrol?

Los efectos beneficiosos del  resveratrol en el ánimo, la ansiedad y las funciones cognitivas podrían estar mediados por diversos mecanismos. Diversas investigaciones señalan que el resveratrol posee efectos protectores contra enfermedades neurodegenerativas y podría disminuir el avance de síntomas de tipo cognitivo. Hallazgos en estudios en animales sugieren que el resveratrol podría tener efectos neuroprotectores en la enfermedad de Parkinson y de Huntington, en la esclerosis múltiple, el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas. Otros hallazgos en estudios in vivo sugieren que los efectos similares a antidepresivos y ansiolíticos inducidos por el resveratrol son mediados por la inhibición de la fosfodiesterasa 4. Un estudio publicado recientemente informó que el resveratrol podría evitar y revertir el daño oxidativo a las proteínas y lípidos en muchas regiones cerebrales en un modelo animal de manía. Los efectos beneficiosos del resveratrol en la enfermedad de Alzheimer podrían estar mediados por su rol en la reducción del riesgo de síndrome metabólico, lo que resulta en reducción de la inflamación en el cuerpo y el cerebro, vasodilatación arterial cerebral y efectos neuroprotectores directos en regiones cerebrales en la corteza medial y el hipotálamo. Finalmente, el resveratrol podría inducir alteraciones epigenéticas en el ADN, reduciendo el riesgo de desarrollar diferentes tipos de enfermedades crónicas.

¿Cómo puede el resveratrol beneficiar las funciones cognitivas?

Diversos hallazgos en ensayos clínicos en animales y algunos en humanos han generado interés en el resveratrol por mejorar las funciones cognitivas en adultos sanos y como tratamiento potencial para la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurodegenerativos.

A la fecha, los hallazgos de estudios sobre los efectos cognitivos del resveratrol y otros fitoestrógenos en poblaciones sanas son inconsistentes, lo que refleja posiblemente diferencias en las dosis, en su duración y las pruebas utilizadas para evaluar las funciones cognitivas. Hombres sanos que recibieron tratamiento a corto plazo con resveratrol (250 a 500 mg) experimentaron aumentos dependientes de dosis en el flujo sanguíneo del cerebro, pero no experimentaron mejoras en sus funciones cognitivas. En un estudio de 4 semanas, adultos sanos con tratamiento de 500 mg de resveratrol informaron una reducción significativa de la fatiga, pero no mostraron cambios en su desempeño cognitivo. En un estudio de 26 semanas, adultos saludables con sobrepeso tratados con un régimen combinado de resveratrol y quercetina experimentaron mejoría en su memoria y se descubrió que mejoraron su conectividad funcional en el hipocampo y mayor metabolismo de glucosa cerebral. El resveratrol podría mejorar la cognición en adultos mayores saludables. Una revisión sistemática de 23 pruebas controladas aleatorizadas descubrió pequeños a medianos efectos en la mejora de las funciones cognitivas en hombres mayores y mujeres posmenopáusicas que tomaron 150 a 200 mg de resveratrol durante por lo menos 14 semanas. La mejoría en las funciones cognitivas tienen correlación con mejor flujo sanguíneo cerebral.

Los polifenoles como el resveratrol, entre otros, son objeto de cada vez más investigaciones debido a su potencial papel en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, aún están en etapas iniciales y se han realizado pocas pruebas clínicas en humanos. En un estudio Fase 2 de control placebo doble ciego multicentro de 52 semanas en el que se examinó la seguridad y tolerabilidad en individuos (N=119) diagnosticados con enfermedad de Alzheimer (EA) leve a moderada se sometieron de forma aleatoria a resveratrol vs. placebo. Los individuos tratados con resveratrol comenzaron con 500 mg/día y aumentaron a 500 mg cada 13 semanas hasta llegar a un máximo de 2000 mg/día. Los datos recolectados durante el estudio incluyeron biomarcadores de EA, un estudio volumétrico por resonancia magnética y resultados clínicos. Los individuos en el grupo con resveratrol demostraron disminución más lenta en los niveles de LCR de los biomarcadores que podrían reflejar la menor acumulación de beta-amiloide en el cerebro. Además, el grupo con resveratrol también presentó menores niveles de MMP-9, un biomarcador asociado al aumento de riesgo de sufrir procesos neurodegenerativos asociados a la EA. Este hallazgo sugiere que el resveratrol podría tener un papel directo en la protección neurológica al reducir la permeabilidad de la barrera hematoencefálica ante moléculas pro inflamatorias. Los efectos adversos más reportados fueron náuseas, diarrea y pérdida de peso. En un análisis retrospectivo de un subconjunto de individuos con EA que habían recibido resveratrol en el estudio Fase II (más arriba) mostraron una mejoría en los biomarcadores en LCR y plasma en comparación con el grupo placebo, y mejores cifras en las mediciones de actividades de la vida diaria (AVD). Se necesitan más estudios para interpretar el significado de los cambios en los biomarcadores de EA asociados al resveratrol.  

El resveratrol y la depresión

Las investigaciones sobre el resveratrol como tratamiento potencial para la depresión están en etapas muy iniciales. Hallazgos en estudios in vivo y en animales sugieren que el resveratrol posee efectos neuroprotectores contra cambios patológicos en el cerebro mediados por el estrés oxidativo y la inflamación, que podrían manifestarse como depresión. Estos descubrimientos han llevado a más interés en el resveratrol como potencial antidepresivo.  

¿Es seguro el resveratrol? 

El resveratrol es generalmente bien tolerado en las dosis comunmente recomendadas. Los efectos secundarios más comunes del resveratrol son diarrea, náuseas y pérdida de peso. Se han reportado efectos secundarios más graves con dosis altas de hasta 2000 mg dos veces al día. No se han reportado interacciones adversas con medicamentos. Sin embargo, se conoce que dosis altas de resveratrol inhiben las enzimas citocromo P450, lo que resulta en posibles interacciones con muchos medicamentos. 

Cómo aprovechar al máximo el suplemento de resveratrol 

Un área importante de investigación involucra el desarrollo de productos con mayor biodisponibilidad para mejorar los posibles efectos beneficiosos del resveratrol en el cuerpo y el cerebro. Cuando se toma por sí solo, los potenciales beneficios cognitivos podrían limitarse por su baja biodisponibilidad debido a su baja estabilidad, rápida oxidación al exponerse al calor y la luz, baja solubilidad en agua y también por su alta tasa de absorción en el hígado. Hallazgos de estudios in vivo y en animales sugieren que tanto la biodisponibilidad como la eficacia del resveratrol en diferentes indicaciones clínicas podrían mejorar cuando se ingiere en combinación con otros productos naturales. Un estudio reciente descubrió que la combinación de resveratrol con piperina aumentó de forma significativa la biodisponibilidad en el cerebro y dio como resultado un aumento en el flujo sanguíneo cerebral pero no mejoró las funciones cognitivas ni el estado de ánimo. Se necesitan pruebas más grandes en animales y humanos para dilucidar cómo las diferencias genéticas, la edad, el género, la dieta y la variabilidad en el microbioma influyen en la biodisponibilidad del resveratrol. Las diferencias de biodisponibilidad entre individuos implican que se debe evaluar la dosis efectiva mínima de resveratrol en cada caso —tomada por sí sola, en combinación con otros productos naturales o como complemento de medicamentos.

Se realizan esfuerzos constantes para mejorar la biodisponibilidad del resveratrol mediante sistemas de entrega innovadores y derivados semisintéticos, como la nanoencapsulación en nanotransportadores o liposomas, nanoemulsiones, junto a otros enfoques. Se han reportado hallazgos iniciales prometedores. Sin embargo se necesitan más estudios in vivo para identificar los enfoques apropiados y seguros para uso clínico. 

El resveratrol es un compuesto prometedor 

El resveratrol se ha convertido en la promesa de un importante tratamiento no farmacológico para diversos trastornos médicos y neuropsiquiátricos. La investigación sobre el resveratrol como potencial tratamiento para el deterioro cognitivo en la enfermedad de Alzheimer, otras enfermedades neurodegenerativas y la depresión aun está en etapas iniciales. A la fecha, la mayoría de la evidencia de investigaciones proviene de estudios en animales. Se han realizado solo algunas pruebas clínicas en humanos, la mayoría en pacientes sanos. Se necesitan pruebas clínicas de mayor tamaño a largo plazo y de control placebo en humanos para evaluar el perfil de seguridad del resveratrol, determinar posibles interacciones con otros productos naturales o medicamentos, identificar preparaciones que aumenten su biodisponibilidad y determinar las dosis óptimas y seguras para trastornos médicos y neuropsiquiátricos.

Referencias:

  1. Adeghate E, Donath T, Adem A. (2013) Alzheimer disease and diabetes mellitus: do they have anything in common? Curr Alzheimer Res.; 10:609–617. 
  2. Amri A, Chaumeil JC, Sfar S, Charrueau C. (2012) Administration of resveratrol: What formulation solutions to bioavailability limitations? J Control Release.; 158:182–193. 
  3. Baur JA, Sinclair DA. (2006) Therapeutic potential of resveratrol: the in vivo evidence. Nat Rev Drug Discov.; 5:493–506. 
  4. Blanchet J, Longpre F, Bureau G, Morissette M, DiPaolo T, et al (2008) Resveratrol, a red wine polyphenol, protects dopaminergic neurons in MPTP-treated mice. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry.; 32:1243–1250. 
  5. Chimento, A., De Amicis, F., Sirianni, R., Stefania, M. et al (2019) Progress to Improve Oral Bioavailability and Beneficial Effects of Resveratrol  J Mol Sci.; 20(6): 1381.
  6. Colman RJ, Beasley TM, Kemnitz JW, Johnson SC, Weindruch R, Anderson RM. (2014) Caloric restriction reduces age-related and all-cause mortality in rhesus monkeys. Nat Commun.; 5:3557. 
  7. Cottart CH, Nivet-Antoine V, Beaudeux JL. (2014) Review of recent data on the metabolism, biological effects, and toxicity of resveratrol in humans. Mol Nutr Food Res.; 58:7–21. 
  8. De Santi SC, Pietrabissa A, Spisni R, Mosca F, Pacifici GM. (2000) Sulphation of resveratrol, a natural compound present in wine, and its inhibition by natural flavonoids. Xenobiotica.; 30:857–866.
  9. Dhakal S, Kushairi N, Phan CW, Adhikari B, Sabaratnam V., et al (2019) Dietary Polyphenols: A Multifactorial Strategy to Target Alzheimer's Disease. Int J Mol Sci.;20(20). pii: E5090. 
  10. Farhan M, Ullah MF, Faisal M, Farooqi AA, Sabitaliyevich UY, et al (2019) Differential Methylation and Acetylation as the Epigenetic Basis of Resveratrol's Anticancer Activity. Medicines (Basel). 13;6(1). pii: E24.
  11. Foti Cuzzola V, Ciurleo R, Giacoppo S, Marino S, Bramanti P.(2011) Role of resveratrol and its analogues in the treatment of neurodegenerative diseases: focus on recent discoveries. CNS Neurol Disord Drug Targets.; 10:849–862. 
  12. Johnson JJ, Nihal M, Siddiqui IA, Scarlett CO, Bailey HH, et al (2011) Enhancing the bioavailability of resveratrol by combining it with piperine. Mol Nutr Food Res.; 55:1169–1176. 
  13. Kennedy DO, Wightman EL, Reay JL, Lietz G, Okello EJ, et al (2010) Effects of resveratrol on cerebral blood flow variables and cognitive performance in humans: a double-blind, placebo-controlled, crossover investigation. Am J Clin Nutr.; 91:1590–1597. 
  14. Kim D, Nguyen MD, Dobbin MM, Fischer A, Sananbenesi F, et al (2007) SIRT1 deacetylase protects against neurodegeneration in models for Alzheimer’s disease and amyotrophic lateral sclerosis. EMBO J.; 26:3169–3179. 
  15. Kumar P, Padi SS, Naidu PS, Kumar A. (2006) Effect of resveratrol on 3-nitropropionic acid-induced biochemical and behavioural changes: possible neuroprotective mechanisms. Behav Pharmacol. 17:485–492. 
  16. La Porte C, Voduc N, Zhang G, Seguin I, Tardiff D, Singhal N, Cameron DW. (2010) Steady-State pharmacokinetics and tolerability of trans-resveratrol 2000 mg twice daily with food, quercetin and alcohol (ethanol) in healthy human subjects. Clin Pharmacokinet.; 49:449–454. 
  17. Mattison JA, Roth GS, Beasley TM, Tilmont EM, Handy AM, et al (2012) Impact of caloric restriction on health and survival in rhesus monkeys from the NIA study. Nature.; 489:318–321. 
  18. Maturitas. 2014 Mar;77(3):209-20. Phytoestrogens and cognitive function: a review. Soni M1, Rahardjo TB2, Soekardi R2, Sulistyowati Y2, Lestariningsih2, Yesufu-Udechuku A3, Irsan A4, Hogervorst E5.
  19. Menegas S, Ferreira CL, Cararo JH, Gava FF, et al (2019) Resveratrol protects the brain against oxidative damage in a dopaminergic animal model of mania. Metab Brain Dis.;34(3):941-950.
  20. Mercken EM, Carboneau BA, Krzysik-Walker SM, de Cabo R. (2012) Of mice and men: the benefits of caloric restriction, exercise, and mimetics. Ageing Res Rev.; 11:390–398. 
  21. Miller RA, Harrison DE, Astle CM, Baur JA, Boyd AR, et al (2011) Strong R. Rapamycin, but not resveratrol or simvastatin, extends life span of genetically heterogeneous mice. J Gerontol A Biol Sci Med Sci.; 66:191–201. 
  22. Moussa C, Hebron M, Huang X, Ahn J, Rissman RA., et al (2017) Resveratrol regulates neuro-inflammation and induces adaptive immunity in Alzheimer's disease. J Neuroinflammation. 2017 Jan 3;14(1):1. 
  23. Pearson KJ, Baur JA, Lewis KN, Peshkin L, Price NL, et al (2008) Resveratrol delays age-related deterioration and mimics transcriptional aspects of dietary restriction without extending life span. Cell Metab.; 8:157–168. 
  24. Popat R, Plesner T, Davies F, Cook G, Cook M, et al (2013) A phase 2 study of SRT501 (resveratrol) with bortezomib for patients with relapsed and or refractory multiple myeloma. Br J Haematol.; 160:714–717. 
  25. Santos AC, Veiga F, Ribeiro AJ. (2011) New delivery systems to improve the bioavailability of resveratrol. Expert Opin Drug Deliv. 2011 Aug;8(8):973-90. 
  26. Shindler KS, Ventura E, Dutt M, Elliott P, Fitzgerald DC, Rostami A. (2010) Oral resveratrol reduces neuronal damage in a model of multiple sclerosis. J Neuroophthalmol.; 30:328–339. 
  27. Smoliga JM, Colombo ES, Campen MJ. (2013) A healthier approach to clinical trials evaluating resveratrol for primary prevention of age-related diseases in healthy populations. Aging (Albany NY).; 5:495–506. 
  28. Soni M, White LR, Kridawati A, Bandelow S, Hogervorst E. (2016) Phytoestrogen consumption and risk for cognitive decline and dementia: With consideration of thyroid status and other possible mediators. J Steroid Biochem Mol Biol.;160:67-77.
  29. Strong R, Miller RA, Astle CM, Baur JA, de Cabo R, et al (2013) Evaluation of resveratrol, green tea extract, curcumin, oxaloacetic acid, and medium-chain triglyceride oil on life span of genetically heterogeneous mice. J Gerontol A Biol Sci Med Sci.; 68:6–16. 
  30. Sun AY, Wang Q, Simonyi A, Sun GY. (2010) Resveratrol as a therapeutic agent for neurodegenerative diseases. Mol Neurobiol.; 41:375–383. 
  31. Zhu X, Li W, Li Y, Xu W, Yuan Y, et al (2019) The antidepressant- and anxiolytic-like effects of resveratrol: Involvement of phosphodiesterase-4D inhibition. Neuropharmacology. 15;153:20-31.
  32. Turner RS, Thomas RG, Craft S, van Dyck CH, Mintzer J. et al (2015) A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of resveratrol for Alzheimer disease.  Neurology. 2015 Oct 20;85(16):1383-91. 
  33. Wang F, Wang J, An J, Yuan G, Hao X, Zhang Y., (2018) Resveratrol ameliorates depressive disorder through the NETRIN1-mediated extracellular signal-regulated kinase/cAMP signal transduction pathway. Mol Med Rep.;17(3):4611-4618.
  34. Wightman EL, Haskell-Ramsay CF, Reay JL, Williamson G, Dew T., et al (2015) The effects of chronic trans-resveratrol supplementation on aspects of cognitive function, mood, sleep, health and cerebral blood flow in healthy, young humans. Br J Nutr. 14;114(9):1427-37.
  35. Wightman EL, Reay JL, Haskell CF, Williamson G, Dew TP, Kennedy DO. (2014) Effects of resveratrol alone or in combination with piperine on cerebral blood flow parameters and cognitive performance in human subjects: a randomised, double-blind, placebo-controlled, cross-over investigation. Br J Nutr.; 112:203–213. 
  36. Witte AV, Kerti L, Margulies DS, Floel A. (2014) Effects of Resveratrol on Memory Performance, Hippocampal Functional Connectivity, and Glucose Metabolism in Healthy Older Adults. J Neurosci.; 34:7862–7870. 
  37. Zaw, T., Howe, P., Wong, R. (2017) Does phytoestrogen supplementation improve cognition in humans? A systematic review. Ann N Y Acad Sci.;1403(1):150-163.

Artículos relacionados

Mostrar Todos

Bienestar

Un vistazo de cerca a las afirmaciones de las etiquetas de los suplementos

Bienestar

Lo que debe saber para realizar pedidos de productos naturales online

Bienestar

Cómo verificar la calidad al ordenar productos naturales